miércoles, 20 de mayo de 2009

CEFALEAS

CEFALEAS
Definición

Dolor de cabeza fuerte de origen nervioso o digestivo. El dolor de la cefalea es una de las formas más frecuentes de dolor; raras veces es un signo de una enfermedad subyacente grave. El dolor de la cefa-lea procede de fuera del cerebro (El tejido cerebral no tiene nervios sensitivos). El dolor puede proceder de las meninges (el revestimiento externo del cerebro), del cuero cabelludo y de sus vasos y nervios. Está producido por la tensión o estiramiento de estas estructuras. En un 90% de los casos puede clasificarse como una contracción o tensión muscular provocada por el exceso de trabajo o un acúmulo de situaciones estresantes, aunque en otras ocasiones aparece por la propia herencia genética.
La cefalea agrupa diversas afecciones con un síntoma común: dolor localizado a nivel de cabeza. Hay diferentes tipos de cefaleas según su intensidad y localización. La mayoría de las veces tienen un origen vascular, por tensión nerviosa o contractura muscular, sin evidenciar causa orgánica.
El dolor puede percibirse en toda la cabeza o parte de la misma, por ejemplo, en la parte poste-rior del cuello, en la frente o en un lado. A veces se desplaza durante el curso de la cefalea. El dolor puede ser superficial o profundo, palpitante o agudo o acompañarse de síntomas preliminares como nauseas, vómitos y trastornos visuales.
Muchas cefaleas son simplemente la respuesta a un estímulo adverso, como el hambre o un cam-bio de tiempo. Estas cefaleas suelen desaparecer en unas horas, sin efectos posteriores.
También son frecuentes las cefaleas por tensión que se deben a la contracción de los músculos de la cara, cuello y cuero cabelludo, a consecuencia de estrés o de una mala postura. Suelen durar unos días y producir malestar de grado variable.
Algunos tipos de cefalea son especialmente dolorosos y persistentes, aunque, pese a estos sínto-mas, no indican una enfermedad progresiva. La migraña es una cefalea intensa e incapacitante que se precede o acompaña de alteraciones visuales o gástricas. Las cefaleas de repetición producen dolor in-tenso detrás de un ojo y pueden despertar por la noche al paciente durante semanas o meses.

Causas.-
Las causas frecuentes de cefalea comprenden la resaca, las comidas irregulares, los viajes lar-gos, el ruido en el ambiente de trabajo, el nerviosismo y el dormir excesivamente. Estudios recientes han demostrado que ciertos alimentos (como el queso, el chocolate y vino tinto) desencadenan ataques de migraña en los individuos susceptibles. También pueden producir cefaleas los aditivos alimentarios. Otras causas son la sinusitis, dolor de muelas, infecciones del oído, traumatismos craneales y osteoar-tritis cervical.
Entre las causas poco frecuentes de cefalea están los tumores cerebrales, la hipertensión (ele-vación de la presión arterial), la arteritis temporal (inflamación de las arterias del cerebro y el cuero ca-belludo), el eneurisma (hinchazón localizada de un vaso sanguíneo) y el aumento de la presión en el in-terior del cráneo.
También los contaminantes ambientales pueden tener un efecto indeseado en la generación del dolor de cabeza. Estos contaminantes comprenden a aquellas sustancias volátiles agresivas para el ser humano, y también a todo estímulo sensorial (visual, olfativo, auditivo) cuya intensidad se acerca o su-pera el umbral al dolor. La contaminación visual y auditiva en las grandes ciudades es también causa con-siderable de dolor de cabeza.
Si la cefalea es persistente, sin una causa obvia, y no responde al autotratamiento, hay que con-sultar al médico. Este interrogará sobre la naturaleza y localización del dolor y los intervalos a los que se produce. Realizará un examen físico y neurológico general. Si se sospecha una causa neurológica, se rea-lizará una Tomografia Axial Computarizada (TAC) o RMN (resonancia magnética).
La cefalea es una afección muy frecuente que se traduce en el hecho de que es uno de los princi-pales motivos de consulta médica. Todo y que es una enfermedad en la mayoría de las veces de tipo ba-nal, ante los siguientes síntomas se hace necesario acudir a un especialista:
• Síntomas poco comunes o atípicos, como fiebre persistente, convulsiones o pérdida del conocimien-to.
• Vómitos sin náuseas que aparecen de manera brusca sin relación con los alimentos ingeridos.
• Alteraciones neurológicas.
• Una aparición brusca y empeoramiento progresivo
• Falta de respuesta al tratamiento prescrito.
• Aparición brusca (posible hemorragia).
Ver. Rev. Fitomédica Nº 8 págs 34-39 “Las cefaleas y su tratamiento con fitoterapia” los diversos tipos de cefaleas y su tratamiento.
Ver. Rev. Cuerpomente Nº 108, págs 56-59: “Soluciones al dolor de cabeza. Cómo eliminar-lo de forma natural.
Ver Rev. Esencial nº 5 págs 28-36 : “Cefaleas, que no te lleven de cabeza”.
Ver Rev. Vital nº 36 págs 48-51: “Migrañas y cefaleas. Combátelas con fitoterapia y homeopatía”.

PSICOSOMATICA

¿Cómo es la persona que tiene cefaleas?. Con bastante frecuencia se reúnen ca-racterísticas comunes de comportamiento personal que están en relación con lo que en medicina natural llamamos factor de “terreno” o predisposición a padecer determinados tipos de alteración sintomática o enfermedad. Es importante tenerlo en cuenta, ya que su eliminación supondría una mejor respuesta al tratamiento. Pues hay que tener en cuenta que una vez instaurada la cefalea es difícil detener su evolución.

La persona que habitualmente sufre de cefaleas es una persona hipersensible, or-denada, metódica y perfeccionista, con un gran sentido de la responsabilidad, lo cual le lleva también a implicarse en las decisiones y obligaciones de los demás. Soportar car-gas demasiado grandes provoca a menudo estrés, que es uno de los desencadenantes de las cefaleas. Este sentido de responsabilidad hace que viva sus propias actuaciones co-mo deberes, sin disfrutar plenamente de las cosas que realiza. Normalmente confía en su propia actuación, que es la que vale, y esto le lleva a intentar dominar la situación, so-portando toda carga y responsabilidad. No quiere causar problemas y evita que los de-más los tengan, implicándose en su manera de actuar. De este modo, las cefaleas son el fruto del contraste que hay entre su necesidad de salir, expansionarse, liberarse y la pul-sión de represión que tiene hacia dentro y que le frena, recordándole sus obligaciones impuestas.

Vivimos cada vez más con un ritmo demasiado acelerado, lo que inevitablemen-te pasa factura a nuestra salud y acaba comportando problemas. La cabeza es una de las partes de nuestro cuerpo que más lo nota.

Se aconseja:
• Cambiar algunos de los hábitos de conducta que se han ido adquiriendo con el tiem-po.
• Aprender a disfrutar de todo lo que haces, tanto en tu vida personal como laboral.
• No soportar grandes cargas de responsabilidad y no implicarse más de la cuenta en todo lo que se hace, pueden ser dos buenas maneras de empezar a preocuparse por la propia integridad física y mental y alejar el fantasma de las cefaleas
• Vivir según las normas que el sistema nervioso vegetativo dicta al cuerpo.


TRATAMIENTO HIGIENICO

• Evitar los trabajos que ponen en tensión la columna vertebral (sobre todo la parte cervico-dorsal) durante demasiado tiempo seguido.
• Averiguar si se padece de algún problema óseo.
• Averiguar si se duerme las horas necesarias y en la posición correcta.
• Conviene mantenerse en posición erguida y caminar bien derecha/o.
• Evitar los vapores que pueden desencadenar una crisis.
• Proteger los ojos de la luz intensa
• Evitar tomar el sol si duele la cabeza.
• Evitar las corrientes de aire o el soplo del aire acondicionado sobre el cuello. Son condiciones que pueden provocar contracturas musculares dolorosas en esa zona.
• La prevención es más importante que el tratamiento; muchas de las causas conoci-das pueden ser evitadas fácilmente, especialmente cuando el paciente sabe que es lo que desencadena el dolor. Una vez instaurada la cefalea (si no se trata de una migra-ña o una jaqueca) se pueden llevar a cabo una o más de las siguientes medidas: rela-jación en un baño caliente, reposo, evitar los factores agravantes (como el ruido o la permanencia en un ambiente cargado), masaje de los músculos de los hombros, cue-llo, cara y cuero cabelludo, toma de analgésicos suaves (sauce) y, si se puede, dor-mir unas horas.

FITOTERAPIA

Las plantas que se utilizan inicialmente se darán a título preventivo, aunque pue-den prescribirse con mayor frecuencia en las crisis de cefalea. Su acción depende de los síntomas principales de la cefalea

Su actuación es más bien preventiva, ya que se sabe que cuando la persona tiene los primeros síntomas, la aparición y el desarrollo de la cefalea es prácticamente irreversible. Con el uso de estas plantas, solas o en combinación y de un modo conti-nuado, disminuye la intensidad y la duración de la crisis, teniendo en cuenta que la pre-disposición involuntaria del paciente tiene un papel fundamental en su aparición (estrés, tensión emocional, situación de privación emocional, cansancio intelectual, cambios hormonales...) También factores externos atmosféricos, pueden precipitar un cambio en la regulación vascular conduciendo a una congestión cefálica y al consiguiente dolor.

Plantas de acción analgésica

La analgesia es el alivio del dolor y las plantas que tienen esta propiedad tienen también efecto terapéeutico antiinflamatorio, antifebricular y antiespasmódico. Las plantas más representativas deben su acción a los principios activos derivados comun-mente del ácido salicílico y producen una acción depresora sobre los centros diencefáli-cos del dolor, lo que se traduce en una analgesia efectiva frente a las cefaleas. Entre ellas tenemos el sauce, la ulmaria, la primavera, la gaulteria. Otras plantas de efecto analgésico y antiinflamatorio son el harpagofito, la agrimonia, la milenrama, la fumaria, la lavanda o el pensamiento.

Hay plantas con efecto analgésico y antiinflamatorio en los procesos de dolor de cabeza que frecuentemente van relacionados con cambios en los mecanismos de regula-ción circulatorio de los vasos que irrigan el cerebro y que conducen a una inflamación y edema por vasodilatación, con la consiguiente compresión de las estructuras sensibles que envuelven el cerebro, produciendo dolor, ya que contienen terminaciones nerviosas, como son las meninges y la musculatura externa. En este grupo figuran por ejemplo Ginkgo biloba, Vincapervinca (hay que vigilar la dosis y no suministrar en embaraza-das por posibles molestias gástricas), Artemisa.
• Plantas de acción sedante y relajante muscular

Son plantas con efecto antiespasmódico, sedante y analgésico que disminuyen la hiperexcitabilidad nerviosa, el estrés, la ansiedad. Esta acción puede ser deasarrollada por principios activos de naturaleza variada (alcaloides, flavonoides, valepotriatos...) Así tenemos el azahar, el espino blanco, el espliego o lavanda, la melisa, la mejora-na, la amapola, la pasiflora, la tila, la valeriana, el lúpulo, la verbena, la celidonia o el hipérico, manzanilla . Entre ellas destaca el Sauce, denominado la aspirina vegetal.

Se utilizan en estados de ansiedad y tensión nerviosa. La acción se acompaña de un cierto grado de analgesia, relajación muscular y ligera somnolencia. Las podemos clasificar en función del principio activo que contienen:
• Plantas sedantes por su contenido en aceite esencial: valeriana, lúpulo, manzanilla, lavanda y tilo.
• Plantas ricas en alcaloides: pasiflora.
• Plantas de acción miorelajante preferentemente: kava-kava, pasiflora y lúpulo.

La planta más representativa: el sauce.

Del sauce (Salix alba) se utiliza la corteza y a veces los amentos. Su principal com-ponente es la salicina, con propiedades antiinflamatorias, antifebriculares, antineurálgi-cas, antiespasmódicas, sedantes y antiagregantes de las plaquetas (impide la formación de trombos en el sistema circulatorio)

Otras plantas, como por ejemplo, la Ulmaria, llamada también “reina de los pra-dos” posee efectos semejantes debido a una composición similar, que en este caso se ve potenciada por la presnecia de flavonoides (heterósidos de quercitina y kampferol).

Normalmente estas plantas se pueden asociar a otras que poseen efecto digestivo (manzanilla, menta..), antineurálgico (hipérico, artemisa...) o antiespasmódico sedante (pasiflora, tila, lavanda, mejorana...) para potenciar su acción.

* Matricaria (Crisantemo del jardín o Tanacetum parthenicum).-

Como tratamiento preventivo se aconseja la Matricaria (Tanacetum partherium) [no debe confundirse con la manzanilla “Matricaria chamomilla), utilizada tradicionalmente en el tratamiento del dolor de cabeza, migrañas, dolores reumáticos y para combatir la fiebre. Previene las migrañas premenstruales. Su aplicación terapéutica en las migrañas es muy beneficiosa como preventivo, valorándose en la práctica una disminución de la frecuencia e intensidad de las cefaleas de origen vascular y las migrañas. No posee efec-tos secundarios sobre la mucosa del estómago, y puede usarse durante periodos largos de tratamiento. (ver Rev. Fitomédica nº 8 pág 38 más información sobre el Tanacetum parthericum en el art. “Las cefaleas y su tratamiento con fitoterapia”. Uno de sus com-ponentes actúa sobre los neurotransmisores relacionados con la jaqueca. Se toman dos tazas diarias de infusión durante la semana previa al periodo o diez gotas de tintura tres veces al día. Para el tratamiento de dolores de cabeza de tipo migrañoso, sobre todo en aquellos que cesan al aplicar calor. Tomar de 2 a 3 tazas de infusión (25 mg de hoja se-ca) al día.
• Menta.- El aceite de menta es un gran analgésico natural. Sus hojas son ricas en mentol, sustancia capaz de relajar la musculatura que rodea el cráneo y de disminuir la sensación de dolor. La menta se mezcla con la misma cantidad de aceite de al-mendras para evitar irritaciones y se aplica en sienes, frente y nuca. Se puede repetir la operación transcurridos quince minutos.
• Romero.- Es una de las plantas medicinales más interesantes en la prevención de las cefaleas. Su infusión ejerce una fuerte acción vasotónica y circulatoria que lo convierte en uno de los mejores tratamientos a medio y largo plazo. Su principio amargo (picrosalvina) regenera las células hepáticas y sus saponinas limpian de tó-xicos el organismo.
• Melisa.- Debido a su acción relajante contra la tensión y el estrés, esta planta ayuda a aliviar el dolor de cabeza causado por la tensión nerviosa. La dosis recomendada son de 3 a 4 infusiones diarias o si se prefiere 0,5 gr. en extracto seco 3 veces al día.
• Tilo.- El tilo, sobre todo su corteza, tiene propiedades antiespasmódicas, vasodila-tadoras y sedantes, que hacen de esta planta una herramienta muy útil en el alivio del dolor de cabeza provocado por espasmos arteriales. Su acción es eminentemen-te preventiva, por lo que se debe tomar tila de forma continuada. De3 a 4 infusiones al día o 3 tomas de 20-40 gotas de extracto fluido serán ideales para combatir la ce-falea.
• Verbena.- con acción sedante y analgésica sobre el sistema nervioso vegetativo. También actúa como antiespasmódica sobre el sistema arterial, lo que evita que se produzcan episodios de dolor de cabeza, o al menos se alivia su intensidad. La dosis más aconsejable es de 3 a 4 infusiones al día.
• Ginkgo biloba.- Su acción vasodilatadora hace de esta planta de origen oriental un remedio muy eficaz en caso de cefaleas originadas por la falta de riego sanguíneo en el cerebro. Se puede tomar en infusión 3 tazas al día.
• Albahaca.- Esta planta es perfecta para dolores de cabeza causados por una mala digestión, pues es antiespasmódica. Como medida preventiva tomar una infusión después de las comidas.

Ver. Rev Vital Nº 36, pág 51: “Migrañas y cefaleas. Combátelas con fitoterapia y homeopatía”: re-comienda las siguientes plantas: manzanilla, verbena, valeriana, hipérico, ruta, muérdago, lavanda, lúpu-lo, terciaria, romero, pasiflora y matricaria.

INFUSIONES:
Un ejemplo de prescripción conjunta sería la mezcla a partes iguales de planta seca troceada para infusión de:
• Sauce, Melisa, Tila, Artemisa y Angélica. O de:
• Manzanilla, Lavanda, Lúpulo, Hierba Luisa, Naranjo flor.

Preparar la infusión con una cucharada de la mezcla de plantas, tres veces al día.

Infusión para cefaleas de tipo nervioso o estrés. : Tila flor (20 g) + Pasiflora sumidad aérea (20 g) + Melisa hojas (20g) + Espino blanco sumidad florida (20 g) + Valeriana raíz y rizoma (20 gr). Tomar 5 gr. por taza tres veces al día antes de las comidas.

Infusión para cefaleas con problemas digestivos: Angélica raíz + Menta hojas + manzanilla flor + Boldo hojas + Anís verde semillas + Azahar (pétalos). Echar una cu-charada sopera de la mezcla del troceado de planta secaa partes iguales. Tomar tres ve-ces al día después de las comidas.
Infusión Migrañas 1: Artemisa parte aérea (40 %) + Trebol de agua parte aérea (20%) + Sauce corteza 20% + Ginkgo biloba hojas (20%).

Infusión Migrañas 2: Manzanilla flor + lavanda sumidad florida + lúpulo sumidad flo-rida +Naranjo flor +Hierba luisa hojas. Echar una cucharada de la mezcla a partes igua-les en un vaso de agua hirviendo y dejar reposar durante 10 minutos. Tómese después de las comidas.

Extracto seco migrañas de origen digestivo: manzanilla 150 mg + tilo 75 mg + menta 75 mg. Para una cápsula de 300 mg. Posología: 2 cápsulas tres veces al día.

Tintura migraña: Angélica Tintura madre (T.M.) + melisa T.M. + pasiflora T.M. + Hipérico (T.M.). A partes iguales, c.s.p. 125 ml. Diluir 50 gotas en un poco de agua tres veces al día.

HIDROTERAPIA

• BAÑO ALTERNO DE PIES.-

El baño alterno de pies es una solución sencilla para cortar un dolor de cabeza incipiente, ya que al actuar sobre la temperatura de los pies se logra derivar la sangre que congestiona la cabeza hacia las ex-tremidades. El contraste entre el frío y el calor provoca una dilatación de los vasos sanguíneos en las ex-tremidades que alivia la congestión en la cabeza.

Se precisan dos baldes, uno con agua ligeramente templada y otro con agua caliente (en torno a los 40ª C). El tratamiento consiste en introducir alternativamente los pies en uno y otro recipiente. Hay que empezar por el cubo de agua caliente (en la que debe permanecer al menos un minuto) y luego pasar a la inmersión en frío, que no debe superar los 10 segundos. La duración total del baño alterno será de diez a veinte minutos, aunque a veces se nota un alivio del dolor de cabeza desde los primeros instantes. Otro remedio, siempre que no se padezca de pies fríos, consiste en caminar sobre el suelo de una bañera con agua fría, dejando fuera cada pie por espacio de tres o cuatro segundos

• ENVOLTURA FRIA DE PIERNAS GENERADORA DE CALOR.-

Utilizar tres paños de algún tejido natural (lino, lana y algodón) y envolver las piernas y los pies para provocar una acción derivativa, es decir, para hacer que la tensión excesiva de la parte alta del orga-nismo descienda a la parte baja. Mojar el trapo de lino en agua fría, escurrirlo hasta que esté ligeramente húmedo y colocarlo desde la rodilla hasta el tobillo. Después taparse con el trapo de algodón seco y cu-brirse la zona con el de lana. Se conseguirá un fugaz estímulo de frío, seguido de una reacción de acumu-lación sobre los vasos sanguíneos, y por lo tanto, una sensación de calor. Dejar actuar la envoltura durante una hora hasta que se empiece a sudar.

BIOSALES DE SCHÜSSLER

 Calcarea phosphorica...........Especialmente por cambios de temperatura, o después de un esfuerzo mental. Nerviosismo, intranquilidad, excitación sexual de la puber-tad, desarrollo retardado, irritabilidad, mal humor y displicencia. Dolor de cabeza y alrededor de los oídos. Vértigos, fallos de memoria. En los niños la fontanela no se cierra. Picor y dolor al tacto en el cuero cabelludo.
 Ferrum phosphoricum ......... frecuentes dolores de cabeza, palpitante y acompa-ñado de nauseas. Congestión cefálica con agolpamiento de sangre en la caabeza y sensación de latidos, cara roja, pies fríos; empeoramiento a media noche y después de esfuerzos mentales. Dolor al tocar el cuero cabelludo y es posible que se oigan ruídos extraños. Hipersensibilidad. Empeoran con el movimiento.
 Kalium muriaticum................jaqueca con nauseas y catarro. Dolor de cabeza cró-nico con latidos.
 Kalium phosphoricum........... dolores constantes de cabeza, amodorramiento, rece-los y preocupación continua.
 Natrum phosphoricum............ dolores de cabeza con nauseas que pueden ser se-guidos de vómitos y latidos intermitentes.
 Silicea......................................... frecuentes dolores en la cabeza del cráneo, vértigo, hipersensibilidad general, incluso al ruido.
 Calcarea sulphurica.................. dolor de cabeza agudizado en la parte frontal y ocasionalmente con nausea.
 Natrum muriaticum................. cefaleas mentruales o crónicas con latidos

OLIGOELEMENTOS

Las cefaleas y los dolores cervico-occipitales pertenecen al síndrome hiperreac-tivo.

 Tratamiento básico
• Mn 3 amp. semanales durante 2-3 meses. 1 por semana si hay alergia.
• S 4-6 amp. semanales durante 2-3 meses como complementario del man-ganeso.
• P 2 amp. diarias durante 8-10 días. Por su acción sobre las manifestacio-nes espasmódicas y las contracturas musculares. Luego pasar a 3 ampollas se-manales durante 2-3 meses.

 Complementarios
 Co 2 amp. diarias durante 8-10 días. En los espasmos vasculares (oftalmo-plégicos) y dolores vasculares de la cara. Después pasar a 3 ampollas semana-les durante 2 a 3 meses.
 Li 1-3 amp. diarias durante el tiempo necesario en caso de ansiedad, ner-viosismo, irritabilidad, como síntomas concomitantes al dolor.
 Zn-Cu 3 amp. semanales durante 2-3 meses. Si la cefalea acompaña o pro-cede las reglas (catameniales o precatameniales), si el estrés influencia la pato-logía o si hay una cierta periodicidad en la aparición de los dolores.
 Mn-Co 3 amp. semanales durante 2-3 meses. Si hay una participación neu-rodistónica en el cuadro sintomático (como en los dolores vasculares de la cara, por ejemplo).
 Mg alternando con K durante 3-6 meses. En las cervicalgias crónicas de la ar-trosis, que irradian hacia la cabeza, simulando unas cefaleas.

HOMEOPATIA

La combinación de dos preparados, Gelsemium-Homaccord y Spigelon, pue-den frenar los accesos de migraña o reducir la intensidad del dolor. Cuando se aprecian los primeros síntomas se toman diez gotas de uno, y cinco minutos después la misma cantidad del otro. Si el origen de la cefalea es la tensión nerviosa, a los dos preparados anteriores se le sumará la administración de Nervoheel cada quince minutos. El trata-miento se mantiene durante una hora como máximo. Si las molestias han disminuido, las dosis alternas se espaciarán 30 minutos. Si los síntomas cesan por completo no hace falta continuar el tratamiento.

Las cefaleas crónicas también tienen un tratamiento homeopático adecuado. Pa-ra estos casos, y a modo de terapia preventiva. La medicación homeopática cuenta con tres preparados. Entre ellos se elige el más adecuado según los síntomas que se presen-ten:
• Psorinoheel: para todos los tipos de migraña, diez gotas cada noche.
• Belladona-Hamaccord, para las cefaleas que se agravan al tumbarse en la cama, diez gotas cada mañana.
• Ypsiloheel, un comprimido bajo la lengua dos veces al día para las jaquecas tensio-nales y psicosométicas.

En general, la terapia para combatir las cefaleas crónicas se debe seguir durante un periodo mínimo de dos meses para que resulte efectiva, o hasta que se aprecie una mejora significativa.

Ver Rev. Esencial nº 5 del artículo “Cefaleas, que no te lleven de cabeza” el apartado de homeopa-tía en pág 35.
Ver Rev. Vital Nº 36, pag 48-51: “Migrañas y cefaleas. Combátelas con fitoterapia y homeopatía”.

VITAMINAS Y MINERALES

La combinación de magnesio y clacio alivia el síndrome premenstrual, entre cu-yos síntomas se incluye la migraña de origen hormonal. Las mujeres que sufren cefalea relacionada con el periodo se benefician de tomar durante la semana anterior a la mens-truación un suplemento diario de Magnesio (300 mg) y calcio (500 mg)

Vitaminas del grupo B. Vitasor 6 y 9 de “Soria Natural”.

Minerales: azufre y si hay estreñimiento usar carbonato de magnesio.

DIETETICA

Se debe estudiar si el paciente concede el tiempo necesario a funciones tan bási-cas para el organismo como alimentarse de forma saludable. La prisa que impide hacer un buen desayuno o comer con amigos, y las exigencias internas y externas que arras-tran a fumar y tomar varios cafés diarios, hacen que descienda aceleradamente la ener-gía del organismo, que nos avisa de que algo no va bien con señales como el dolor de cabeza.

Para prevenir las cefaleas es importante prestar atención a la alimentación. Se debe evitar saltarse comidas, y procurar comer en un ambiente relajado. Se debe seguir una alimentación frugal, es decir, con un predominio de ensaladas y frutas de la esta-ción, y completarla con arroz y otros cereales integrales, como la avena: garantizarán una correcta evacuación intestinal, requisito muy importante en el tratamiento del dolor de cabeza y la migraña.

Toda persona propensa a las migrañas debería seguir una dieta con predominio de productos frescos (frutas, verduras, hortalizas...) y minimizar el consumo de cárni-cos, precocinados o enlatados que sobrecargan el organismo. Pero además existen algu-nos alimentos y sustancias capaces de mejorar por si mismos la cefalea, como la ingesta de miel, que acelera la degradación metabólica del etanol.

Las jaquecas causadas por consumo excesivo de sustancias consideradas como expansivas por la macrobiótica (helados, cerveza y otras bebidas) responden muy bien a la toma regular de una cucharadita de pasta de ciruela umeboshi, fuertemente contracti-va. Otro elemento aliado de los migrañosos es la almendra, por sus propiedades vasotó-nicas (en algunas personas las almendras crudas pueden detener un dolor de cabeza in-cipiente).

Los aquejados de repetidos dolores de cabeza conviene que eviten ciertos ali-mentos que los favorecen:
• Chocolate y productos con cacao: un hígado sensible es incapaz de metabolizar-los, de modo que su consumo puede desencadenas jaquecas tóxicas.
• Cítricos: las naranjas, fresas y limones actúan como detonantes de los dolores en casi un 10% de las personas que sufren migrañas.
• Queso y vino tinto: son ricos en tiramina, una sustancia vasodilatadora capaz de de-sencadenar un ataque. Leche de vaca y los quesos grasos.
• Azúcares de absorción rápida, presentes en las frutas más dulces (plátanos, uva, caquis, chirimoya e higos secos y frescos), la bollería industrial, el azúcar (refinado y moreno), la miel y los zumos, tanto industriales como naturales. El aumento del nivel de azúcar provoca una sobreexcitación del sistema nervioso, algo muy perjudi-cial durante una cefalea.
• Alimentos elaborados con trigo refinado, como la harina blanca, pan, pasta, piz-zas etc.
• Café (por la cafeína): por sus efectos tóxicos sobre el sistema nervioso, las glándu-las suprarrenales y el hígado.
• Té.
• Alcohol: sobrecarga el hígado y aumenta el riesgo de sufrir una jaqueca por toxici-dad. Hay que recordar que la ingesta de alcohol produce vasodilatación cerebral.
• Aditivos alimentarios: algunos pueden provocar migrañas por dilatación de los va-sos sanguíneos, como es el caso de los potenciadores de sabor (E-620 al E-625), presentes en comidas chinas, salsas, sopas industriales, encurtidos, enlatados y pre-cocinados. Muchos alimentos predisponen al dolor de cabeza por su contenido en nitritos (conservantes con acción vasodilatadora), glutamato monosódico (realzador del sabor que induce a la hiperexcitabilidad neuronal) y nitrita.
• Mantequilla de cacahuete, el vinagre, el yogurd, las levaduras y las carnes cu-radas, el marisco y las grasas animales, tomates, cebollas, condimentos fuertes, huevos.

Ver artículo Rev. Esencial Nº 13 pag 86-87: “Qué comer en caso de... Dolor de cabeza”.

Dieta para el dolor de cabeza.-
Desayuno
• Muesli integral sin azúcar añadido o
• Copos de cereales integrales con leche de almendras, arroz o avena o
• Una manzana no ácida cortada a dados.
A media mañana
• Un puñado pequeño de almendras crudas o nueces como tentempié.
Comida.
• Ensalada variada sin alimentos de origen animal
• Arroz integral con un poco de aceite vegetal crudo y sésamo
Cena
• Vegetales variados al horno o al vapor con pescado que nos sea frito
• Postre: vaso de kéfir o yogurd natural sin endulzar
(es preferible cenar pronto para una buena digestión)

Si no se tiene hambre es mejor no comer para dejar reposar al metabolismo. To-mar una infusión de espino blanco, azahar, tila y Hierba Luisa a partes iguales, y endul-zarla con melaza de arroz y un poco de caldo vegetal caliente, varias veces al día.

Zumos: de grosellero negro, de alcachofa, de remolacha, de rábano y zumo de zanahoria + remolacha + pepino.

OTROS TRATAMIENTOS

• Digitopresión para calmar el dolor. La digitopuntura es una adaptación de la acu-puntura que puede ser aplicada por uno mismo. Consiste en hacer presión con la yema del dedo pulgar, el extremo romo de un lápiz o un electroacupuntor manual. . Ver apartado en Rev. Cuerpomente nº 108 pág 58.
• Técnicas de relajación, Yoga (postura sarvangasana o de la vela) y Entrenamien-to autógeno (ver Rev. Cuerpomente nº 108 pág 59)
• Aromaterapia.- Espliego, rosa, melisa, manzanilla. (Masajes, inhalación, com-presas frías, baños calientes) Rev. Esencial nº 5 pág 36.
• Con el objetivo de oxigenar el cerebro y activar el riego sanguíneo, es aconsejable que se practique algún tipo de ejercicio que no sea competitivo, y a poder ser, in-tenta realizarlo al aire libre. El yoga, tai-chi y el chi-kung son perfectos para cui-dar el cuerpo y obtener un estado de serenidad interior.
• Masajes de base reflexológica.- La reflexología podal, el masaje del tejido conjun-tivo y el masaje del periostio son técnicas basadas en el tratamiento indirecto del do-lor a través de sus zonas reflejas. Son eficaces para prevenir las crisis de dolor por-que equilibran el sistema nervioso vegetativo.
• Ejercicios posturales para eliminar el dolor de cabeza. Ver Rev. Vital nº 5 pág 58-59 en que explica “En vez de aspirina....4 remedios para eliminar el dolor de cabeza”.
* Ver Rev. Vital nº 25 pag 50-51: “Adiós a las migrañas con la reflexología podal”
• Acupuntura.- Si el dolor de cabeza es punzante y agudo, esta técnica milenaria es de gran eficacia por su efecto sedante y relajante inmediato, y también por su acción analgésica. La acupuntura restablece el flujo energético mediante la inserción de agujas en determinados puntos de los canales (meridianos), para activar o disipar la energía vital o chi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada