sábado, 23 de mayo de 2009

GASTRITIS

GASTRITIS
Definición

Ver dispepsias que es un término general que agrupa diversos tipos de molestias digestivas. La gastritis es una inflamación de la mucosa del gástrica (del estómago) que puede ser producida por estrés excesivo, por una alimentación incorrecta, por medicamentos, infecciones etc.
En las gastritis agudas los síntomas aparecen súbitamente y su origen puede encontrarse en algu-nas sustancias tóxicas, infecciones, alergias alimentarias, aspirinas o fármacos similares, estrés e insufi-ciencia renal o hepática.
Con frecuencia esta patología se debe al abuso de alcohol o bien a la ingesta prolongada de fár-macos antiinflamatorios para el tratamiento de la artritis u otros procesos dolorosos, aunque su desarrollo puede estar relacionado con la enfermedad de Crohn, en la cual los intestinos gruesos y delgado se infla-man y ulceran. Un caso menos frecuente es el de la gastritis hipertrófica, en la que los pliegues de la mu-cosa y las paredes internas del estómago se engrosan.
Las infecciones de oído, nariz o boca pueden ser causa frecuente de gastritis, tanto por la infec-ción en sí, como por la medicación que se utiliza para combatirlas (especialmente los antibióticos). Epi-sodios más generales como la gripe, empiezan con frecuencia con una molestia digestiva o del estómago, lo que nos muestra una vez más la amplia relación del sistema digestivo con todo el organismo.
Existen diversas causas de la gastritis. Una es la psicológica; de hecho se sabe que las personas con ansiedad y estrés padecen con más frecuencia este problema. La segunda es de tipo irritativo, por tomar sustancias agresivas para la mucosa del estómago, como el alcohol, tabaco, carne, grasas, a la que puede sumarse un exceso de secreción de jugos digestivos que provocan acidez. La tercera es la infeccio-sa, ya que las personas que tienen un microorganismo denominado Helicobacter pylori son más propen-sas a sufrir trastornos digestivos. Sin embargo, esta última causa necesita unas condiciones ecológicas pa-ra desarrollarse, pues tiene predilección por asentarse en las úlceras de estómago, lo que conlleva a una cronificación del problema. La medicina ortodoxa propone el tratamiento antibiótico para erradicarlo del estómago y de esta manera mejorar el proceso ulceroso. Es curioso que para erradicar una inflamación del estómago se recurra a un fármaco que potencialmente lo irrita más. O se debe tomar antiobiótico, por-que no va a solucionar la raíz del problema, sino sólo un síntoma.
A veces se achaca la gastritis a la existencia de la bacteria “Helicobacter pylori”, pero en realidad si bien la bacteria existe y ayuda a cronificar el problema, no nos libra de olvidarnos de que la gastritis aguda y la úlcera son producto de una dieta incorrecta (abuso de alcohol, harinas refinadas, grasas, car-nes, azúcar...) y del estrés y el carácter de uno. Esta bacteria ha existido toda la vida, pero no es la cau-sante de la úlcera, sino una consecuencia de ésta.

Síntomas: hiperacidez gástrica, dolor en epigastrio (zona donde se localiza el estómago) que mejora con calor local, dolor abdominal, náuseas, vómitos, eruptos malolientes y, en algunos casos, el sangrado. .

 Ver Rev. Esencial nº 3 págs 54-58: “Cómo aliviar la gastritis”.
 Para gastritis crónica ver Rev. Fitomédica Nº 21 pág 17. “Consultorio: gastritis crónica”.

PSICOSOMATICA

El estrés y el carácter ansioso son causas comunes de que los jugos gástricos se segreguen incorrectamente. El mecanismo de la duda tiene bastante que ver en ello, me-canismo al cual hemos de afrontar con regularidad en nuestra vida. En general las pre-ocupaciones afectan negativamente al estómago, y no en vano se dice aquello de “hay que tener estómago para aguantar eso”.

TRATAMIENTO HIGIENICO

En cuanto a la higiene de vida: aconsejar, en la medida de lo posible, llevar una vida con menos estrés y menos preocupaciones, tanto a nivel profesional como familiar.

 Investigar las causas y tratarlas.
 Suprimir los malos hábitos alimentarios (comer deprisa) y masticar a conciencia.
 Evitar el tabaco y las bebidas alcohólicas.
 No llevar pantalones o prendas ceñidas que compriman el estómago.
 Hacer ejercicio moderado pero constante.
 Reducir al máximo la toma de medicamentos (aspirinas, antiinflamatorios). No de-ben tomarse ni aspirinas o fármacos antiinflamatorios no esteroideos, salicilatos, etc. Si es necesaria su toma a causa de una artritis o cualquier otra afección reumatoidea, habrá que consultar al médico para que determine si estos fármacos pueden susti-tuirse por otros que tengan cubierta entérica. En caso contrario, las presentaciones no enténicas se ingerirán acompañadas de algún alimento o leche para reducir el contacto del medicamento con las paredes del estómago.
La aspirina, los antiinflamatorios para el reumatismo, los antibióticos, laxantes, y un largo etcétera que incluye a numerosas medicaciones ampliamente utilizadas, pue-den ser causas de trastornos estomacales, aunque no producen molestias en todas las personas, sino en aquellas más sensibles. Ante esta situación, muchas personas recu-rren a la medicación antiácida, que calma sin duda la molestia, pero que por otra parte favorece el desarrollo de ciertos gérmenes (por disminución de la acidez) que pueden contribuir a la cronificación del problema.
Los antiácidos interfieren con la producción normal de ácido por parte del estóma-go, la cual también tiene sus funciones, tanto digestivas (de proteínas y minerales) como en la prevención de infecciones intestinales. Los ácidos gástricos son necesa-rios, pues no sólo inician la ruptura de las grandes moléculas de los alimentos en otras mas pequeñas y asimilables, sino que estimulan la secreción de enzimas diges-tivas por parte del páncreas
 Si el origen de la gastritis es de tipo viral, ésta es autolimitada y no precisa interven-ción médica, ya que lo síntomas leves pueden aliviarse con un antiácido. General-mente, la persona puede tratar por sí misma los ataques leves de gastritis; no obstan-te si los síntomas persisten durante dos o más días o si se dan con relativa frecuen-cia, es conveniente consultar con el médico, al que habrá que acudir inmediatamente si se da vómito de sangre.
 La gastritis erosiva grave requiere un tratamiento inmediato para detener la hemo-rragia. Si ésta es abundante, se puede introducir un tubo en el estómago y echar en él agua helada para contraer los vasos sanguíneos rotos. En caso de que persista el sangrado y sea muy intenso, se puede realizar una intervención quirúrgica de urgen-cia para extirpar la porción dañada del estómago.
 Determinadas situaciones de estrés suelen producir una mayor secreción ácida y un aumento del espasmo digestivo.

TERAPIAS MANUALES

Se pueden realizar masajes. Ver Rev. Esencial nº 3, págs 54-58 : “Masajes para aliviar la gastritis”

FITOTERAPIA

La fitoterapia es muy eficaz en el tratamiento de los problemas digestivos, aun-que deben tenerse en cuenta algunos aspectos. Por ejemplo, las tisanas de plantas medi-cinales para la gastritis se tomarán generalmente en ayunas, o una hora o más después de las comidas, puesto que los síntomas de la acidez se suelen presentar cuando el es-tómago está vacío (a menos que se hayan tomado alcohol o alimentos fuertes, que se han de evitar). Estas son algunas de las plantas utilizadas para estos trastornos y su ac-ción sobre el organismo.

 Plantas relajantes : El espino blanco, la manzanilla, el meliloto o la tila pueden tomarse si existe un componente nervioso importante.
 Procesos dolorosos: Son útiles las plantas antiflatulentas como el coriandro o la angélica.
 Antiespasmódico: el Hipérico
 Protector y emoliente: Llantén
 Actividad antiinflamatoria y calmante: Milenrama, Malvavisco
 Plantas que regulan la acidez: Se utiliza la raíz de regaliz o el haya.
 Plantas ricas en mucílagos tienen una acción protectora de la mucosa digestiva, que impide su irritación por los jugos gástricos (malvavisco, gordolobo, caléndula, llan-tén, milenrama etc...) o la regaliz, que basa su acción antiinflamatoria en su conteni-do en saponinas. Otras plantas con acción protectora local: El agar-agar, la raíz de lirio o la malva contienen en su composición gomas, mucílagos o geles, cuya inges-ta produce una acción de “apósito”, ya que protegen la delicada mucosa estomacal de las agresiones de los ácidos gástricos.
 Plantas con acción antiácida y cicatrizante:
• Regaliz. Antiinflamatorio y cicatrizante. Es una buena planta para el tratamien-to de la acidez y la úlcera gástrica, si bien está contraindicada en personas que padezcan retención de líquidos o hipertensión, que deberían tomar el regaliz desglicirrinizado (sin el componente de la glicirricina) de farmacia (Caveds) o natural (Solgar). Este componente puede aumentar la tensión arterial en las per-sonas sensibles
Con el regaliz no hace falta endulzar las tisanas. Es antiinflamatorio sobre la mucosa estomacal, y parece evitar que el moco protector que recubre la mucosa del estómago se degrade. No es conveniente tomar regaliz durante períodos prolongados de tiempo, ya que puede elevar la tensión arterial y tener un efecto parecido al de la cortisona, aunque de menor intensidad; además en tratamientos largos pueden origi-nar aumento de sodio y disminución de potasio, con la consiguiente retención de agua y la aparición de edemas e hipertensión.

Malva. La malva se ha utilizado en procesos respiratorios, donde la presencia de mucílagos (sustancias similares al moco) ayudan a la expectoración; por esta razón, es útil en las afecciones digestivas. Las flores se toman en infusión y están espe-cialmente indicadas en casos de acidez, donde ejercen su máximo efecto protector.

• También resultan útiles la manzanilla, la menta, la melisa, los jugos de col o de patata, las gelatinas de agar-agar o glucomanano.

 Tomar plantas con mucílagos: lino, malva.
 En las gastritis crónicas se dan plantas con efecto protector y antisecretor, como el Croton Lecheleri (Dragosan), de origen amazónico. Esta planta, denominadaa po-pularmente “sangre de drago” por el color de la sustancia extraída, se toma a razón de 6-8 gotas del extracto por la mañana y noche, antes de las comidas y disuelta en un poco de agua o zumo.
 Las plantas con actividad antigastrálgica y digestiva, junto a enzimas proteolíticos como la papaya o la bromelina, facilitan la digestión y la formación de polipéptidos que estimulan la secreción gástrica. Algunas de estas son la ajedrea, el conduran-go, la hierba luisa, la menta, la manzanilla, la centaurea, el anís o el romero.
Estas plantas pueden asociarse a plantas protectoras de la mucosa y cicatrizantes-regeneradoras del epitelio, como el llantén, el malvavisco, la caléndula, la manzani-lla, el regaliz o el jenjibre. Se puede tomar una selección de éstas en infusión, como por ejemplo una mezcla de raíz y rizoma de regaliz, corteza de condurango, raíz y rizoma de malvavisco y frutos de anís verde (2-3 tazas al día, antes de las comidas).

Infusión para gastritis crónica: 1 parte de hojas de menta + 1 parte de hojas de melisa + 1 parte de semillas de hinojo + 1 parte de cálamo aromático. Añadir una cucharada de mezcla por cada taza de in-fusión que se prepare. La infusión se deja reposar duarnte 10 minutos, se toma caliente dos o tres veces al día y a pequeños sorbos.

Infusión para gastritis con falta de jugo gástrico: 1 parte de ajenjo (planta entera) + 1 parte de hojas de menta. Añadir una cucharada de mezcla por cada taza de infusión que se prepare. La infusión se deja reposar unos 10 minutos y se toma dos veces al día a pequeños sorbos y despacio (antes de las dos comidas principales del día).

Tisana para la acidez por excesos digestivos.: Anís verde, Regaliz, Lúpulo, Angélica. Se utilizan de 2 a 4 cucharaditas de la mezcla por taza de agua hirviendo, en infusión. Esta tisana es algo más compleja, y desarrolla una acción primordialmente gástrica, que actúa también a nivel del hígado e intes-tinos.

Tisana para la gastritis nerviosa : Tila, Regaliz, Haya, Melisa. Se colocan 2 cucharaditas de la mezcla en una taza de agua hirviendo, dejando la infusión durante 5 minutos. Está indicada en los episo-dios de acidez relacionados con disgustos o estrés, aunque no exista una causa constitucional evidente.

SUPLEMENTOS DIETETICOS
 Papaya (por las enzimas de la papaína)
 Corazón de Piña (por las enzimas de la bromelina).
 La arcilla, por la presencia de oligoelementos, tiene una actividad antiinflamatoria, depurativa y neutralizante de la acidez gástrica

BIOSALES DE SCHÜSSLER

 Magnesia phosphorica: espasmos, calambres, dolor. Si hay gastralgia, espasmos y dolores abdominales, cólico flatulento que obliga a doblarse, eruptos gaseosos, vó-mitos, hinchazón del estómago y del vientre.
 Natrum phosphoricum : ardor por acidez. Debilidad digestiva. Ulceración anal con prurito y dolor. Hiperacidez tras la ingestión de grasas. Eruptos y vómitos áci-dos, sabor agrio de boca. Dolor y ardor de estómago.
 Ferrum phosphoricum: para regularizar si hay una gastritis aguda. En gastritis crónica: flatulencia y eruptos, sabor de boca y aliento a huevos podridos, náuseas, vómitos después de comer aún pequeñas cantidades. Diarreas muy líquidas.
 Calcarea phosphorica: para metabolizar nutrientes (en general para todos los pro-blemas del aparato digestivo). Gastritis, eruptos, dolor de estómago, que se agrava al ingerir alimento. Niños que vomitan fácilmente la leche, flatulencia, cólicos con heces verdosas y mucosas, con alimentos sin digerir. Avidez por las carnes grasas, saladas o ahumadas (tocino, jamón, bacón etc..)
 Natrum muriaticum: Gastritis. Dolores con sensación de plenitud y pesadez; náu-seas, acidez, inapetencia, vómitos fluidos y claros, espumosos y ácidos. Sed violenta permanente, halitosis, asco por los alimentos, estreñimiento con dolores punzantes en el ano tras la evacuación.

OLIGOELEMENTOS

 Manganeso: ayuda al metabolismo de los carbohidratos, antiinflamatorio. Para per-sonas de diatesis: hiperreactivo en días alternos. 1 a 3 amp. por semana durante 2-3 meses
 Fósforo: antiespasmódico. 1 amp. al día al acostarse.
 Si la persona no es hiperreactiva: Ni-Co.

 Los oligoelementos correctores de la inflamación gástrica son la asociación Manga-neso-Cobalto, que trata la distonía neurovegetativa de tipo hipersecretor (ésta facili-ta la inflamación y ulceración digestiva). Hay que tomar una ampolla al día.

Las gastritis crónicas suelen aparecer y desarrollarse con más facilidad en las per-sonas que pertenecen al síndrome distónico, con sus disfuncionamientos neurovegetati-vos, su ansiedad, su insomnio, su astenia progresiva.

• Mn-Co 1 amp. al despertarse los lunes, miércoles, viernes.
• Mn-Cu 1 amp. al despertarse los martes, jueves y sábados.
• S 1 amp. al acostarse los lunes, miércoles y viernes. Para controlar las di-gestiones pesadas, las intolerancias o alergias alimenticias, las migrañas digestivas.
• Co 1 amp. al acostarse los martes, jueves y sábado. El Cobalto, oligoelemen-to catalizador, es un regulador del sistema simético que nos permite controlar la ae-rogastria así como las flatulencias y los dolores más difusos. Muy interesante tam-bién el hipo.
Se tomarán todos durante 3 a 6 meses.
GASTRALGIAS

Son dolores de localización epigástrica, sin irradiación particular y que aparecen después de co-mer o cuando uno se encuentra alterado a nivel nervioso o anímico (ansiedad, estrés, enfado), tratándose aquí de causalidades circunstanciales que habrá que controlar.

 Fase aguda:

• Mn 3 amp. Semanales durante 1 mes. Para controlar el síndrome hiperreactivo del sujeto in-estable, irascible. En el alérgico 1 ampolla a la semana.
• P 2 amp. diarias durante 8 a 10 días. Imprescindible su prescripción si el dolor es-pasmódico es el síntoma que destaca.
• Co 2 amp. diarias durante 8 a 10 días. Si lo que predomina son los espasmos y las crisis de aerogastria con eructos frecuentes. El cobalto, oligoelemento catalizador, es un regulador del sistema nervioso simpático.
• Cu 3 amp. diarias durante 8 a 10 días. Si estamos ante una gastritis muy dolorosa, con síndrome inflamatorio importante (provocada por medicamentos, por ejemplo). Aquí el dolor es un dolor de inflamación.
• Li 2-3 amp. diarias durante unos días. En caso de nerviosismo, ansiedad, irritabili-dad, trastornos comportamentales concomitantes o como causalidades circunstanciales.

Al terminar la fase aguda pasar al tratamiento de la gastritis crónicas con el fin de evitar las recaídas.

Gastralgias funcionales:
 Manganeso-Cobalto 1 amp. al día durante 3 meses.
 Fósforo 1 amp. al día de 3 a 6 veces por semana
 Azufre 1 amp. al día si hay ardor
 Litio 1 amp al día si hay nerviosismo

Gastralgias yatrogénicas: Cobre de 2 a 3 ampollas al día durante 10 días.

Otra propuesta:
 Mn-Co, tomar de 1 a 3 dosis por semana, durante 3 meses.
 Fósforo, Magnesio, Carbono: tomar una dosis al día.

HOMEOPATIA

Un complejo de plantas medicinales con una amplia actividad terapéutica en los trastornos digestivos superiores es el Jsostoma , un preparado homeopático que con-tiene Cochlearia, Hydrastis, Chamomillla, Nasturtium off, Sarsaparrilla, Scrop-hularia, Tussilago, Veronica off y Strychnos nux vomica, y que es muy indicado en gastritis de predominio subagudo o crónico con efecto antisecretor, mucoprotector, anti-inflamatorio y antiespasmódico. Se toman 2 comprimidos sublinguales, media hora an-tes de las principales comidas.

VITAMINAS Y MINERALES

 Vitaminas: B1, B3, B5, B6, B12; C y E (antioxidantes); A (mucosas digestivas)
B7, vitamina I, J
 Minerales: Hierro. Silícea (regenerantes), Molibdeno (función de problemas diges-tivos en general)

DIETÉTICA

A nivel dietético se debe aconsejar la moderación en el consumo de carne roja (1 vez por semana); así como la leche de vaca y los lácteos no fermentados..

Hacer una dieta suave (purés, papillas), compota de manzana, jugo de zanahoria, los copos de avena, la patata hervida o los caldos vegetales. Tomar más frutas y verdu-ras. Optar por frutas maduras y dulces, y evitar las ácidas.

Una dieta crudívora e intensamente integral (muy rica en fibra insoluble) está contraindicada en las fases agudas de la gastritis, porque puede intensificar el dolor al estimular la motilidad gástrica.

Evitar alimentos irritantes: casi todas las carnes, evitar la charcutería y los embu-tidos, ahumados, salsas, salazones, grasas animales o sólidas, así como los fritos, le-gumbres, rábanos, bebidas gaseosas, bebidas muy frías o muy calientes, refinados, azú-cares, alimentos picantes, café, te, tabaco, alcohol Suprimir los alimentos ácidos, pi-mienta, vinagre, mostaza, especies, sal. Si es preciso, insistir en lo imprescindible que es dejar de fumar. Se evitará tomar bicarbonato debido a su efecto rebote.

Entre las causas más frecuentes de gastritis se hallan el abuso del alcohol, el ta-baco y las bebidas con cafeína. Es importante observar si algún alimento en particular desencadena el problema para poder evitar su ingesta y no deben tomarse alimentos muy condimentados, grasos o fritos,.

 Consumir alimentos ricos en vitamina A: zanahorias, perejil, espinacas, etc.
 Se recomienda tomar zumo de patata cruda (patata licuada)
 Germinados de alfalfa.
 Dieta alcalinizante (equilibrio ácido-base) evitar alimentos ácidos.
 Jugo de col fermentada (Chucrut).
Diversos estudios han comprobado que la toma de 1 litro de jugo crudo de col (pue-de hacerse con licuadora) tomado a lo largo del día puede curar una úlcera en tan só-lo 10 días.

 Combinación de alimentos

OTROS TRATAMIENTOS

 Acupuntura.- Pocas sesiones son capaces de canalizar el “exceso de fuego” en el estómago y la microsangría en el último punto del meridiano del estómago (el E45) puede hacer desaparecer el dolor poco después de la primera sesión.
 Psicoterapia. Poner en práctica medidas para reducir el estrés (yoga, relajación, respiraciones).

PRODUCTOS COMERCIALES

Soria Natural
 Composor 18 Glycyrrhiza complex (hipérico, regaliz, milenrama, caléndula, pro-poleo, mejorana), en gotas.
 Composor 5 Valerian complex (Pasiflora, Espino blanco, Vaaleriana, Azahar) en gotas
Tomados conjuntamente, sirven para proteger la mucosa del estómago, contrarres-tar la acidez gástrica y producir una acción sedante sobre el sistema nervioso. Estos productos presentan, por un lado un efecto antiinflamatorio, emoliente, antiséptico, relajante de la musculatura lisa y cicatrizante lo que facilita la regeneración de las mucosas dañadas y, por otro lado, ejercen un efecto sedante sobre el sistema nervio-so muy útil en aquellas personas que presentan ansiedad o nerviosismo lo que favo-rece la aparición de gastritis y úlceras.
 Natusor 19 GASTROLEN: (tres infusiones De/Co/Ce), añadiendo a cada toma 2 cápsulas de Regastril.
 Se complementará el tratamiento con la toma de tres cucharadas soperas al día de FITOFRES DE MILENRAMA.
 Cápsulas de 7-c Regastril (Regaliz- Malvavisco) y arcilla en cápsulas, que forman una película protectora sobre la mucosa del estómago, protegiéndola de la acción irritante del jugo gástrico, a la vez que neutralizan la acidez gástrica, lo que permite su rápida cicatrización.
 Tomar INULAC después de las comidas.

1 comentario:

  1. Si deseas conocer un modelo de dieta para las personas que sufren de gastritis, pueden acceder a:
    http://www.remediospopulares.com/dieta-para-la-gastritis.html

    ResponderEliminar