martes, 26 de mayo de 2009

RINITIS

RINITIS ALERGICA O
FIEBRE DEL HENO
Definición

Existen dos tipos de rinitis:
• Rinitis alérgica .- “Fiebre del heno”, catarro de la mucosa nasal debido a alergias (al polvo, a la humedad, al polen) que ocasiona a estos pacientes se les tapone la nariz, y a veces la conjuntiva ocular (si es por el polen). No aparece con fiebre, al contrario de lo que ocurre con el catarro de la infección gripal.
• Rinitis catarral.- O también llamado “constipado de nariz” (VER GRIPE o Rinitis catarral), que es un resfriado o constipado de la mucosa de la nariz, que produce una irritación y una inflamación, pero no es una infección. Síntomas: estornudo, taponamiento de la mucosa nasal, lagrimeo. Se pueden cronificar sobre todo en personas sometidas a sustancias irritantes (humo del tabaco). El resfriado nasal puede ser agudo o crónico.

Ver artículo: “La fiebre del heno, una forma de catarro alérgico”, Rev. Fitomédica nº 22 pág 56- 63. Que da una definición y explicación muy amplia.

LA RINITIS ALERGICA

La fiebre del heno o rinitis alérgica se relaciona con agentes exógenos concretos (gramíneas, heno, polen). Se caracteriza por picor en la nariz, el paladar, y la garganta (faringe), congestión y/o secreción acuosa nasal y picor ocular, lagrimeo, estornudos, dolores de cabeza, anorexia, insomnio etc. A menudo, estos síntomas se acompañan de fatiga, letargia y cefalea sinusal. La fiebre del heno es causada por sustancias químicas producidas por el organismo (como histamina) en respuesta al polen de plantas que ataca la membrana nasal y faríngea. Puede ser: aguda (fiebre del heno) o crónica (rinitis alérgica perenne).
El tratamiento ortodoxo consiste en la administración de antihistamínicos, los cuales bloquean temporalmente los efectos de la histamina. También pueden emplearse al mismo tiempo otros descongestionantes. Estos tratamientos sólo alivian los síntomas, pero no curan la dolencia, por lo que vale la pena probar terapias alternativas, que pueden ser muy efectivas. Un profesional de medicina alternativa considerará la rinitis alérgica como una respuesta inadecuada al polen o a otras partículas inhaladas, debido a un estado de hiperreactividad del organismo originado por una alergia o una intolerancia alimentaria. Por consiguiente, el tratamiento de la rinitis alérgica es complejo y atañe a todo el organismo, no limitándose a medidas terapéuticas locales.

PSICOSOMÁTICA

• Ver que le huele mal
• Ver que le obstruye la nariz, que es lo que no le gusta
• Ver si hay algo por lo que no esté a gusto con su vida.

TRATAMIENTO HIGIENICO

Si tenemos una alergia, hay que primero analizar a que es debida (polvo, lana...) e inmediatamente dar un tratamiento para la alergia y evitar el agente. A continuación se trata en general de modificar el terreno mediante: Diatesis del terreno, Alimentación adecuada: Dieta correcta, evitar el estreñimiento y evitar pies fríos

La opinión holística de consenso es que los individuos con rinitis alérgicas tienen, en general, un sistema inmunológico muy agresivo que ataca sustancias, como el polen, que no causan problemas. A menudo, esto se debe a que la persona ingiere o bebe alimentos a los cuales es alérgica. Se recomienda realizar pruebas de alergias alimentarias, sean éstas sanguíneas o por bioresonancia
Para no dejar que el catarro alérgico llegue a provocar un cuadro sintomático muy agudo y para suavizar sus molestias, pueden ser de gran ayuda los siguientes consejos prácticos.

• Huir del polen.- La primera y más importante medida en los casos de polinosis es evitar el contacto con el polen desencadenante de la alergia. En las vacaciones, se debe escoger el mar o la alta montaña para pasar unos días, evitando los prados, ya que en ellos se da una mayor carga de polen.
• Permanecer en habitaciones cerradas.- Al aire libre, el polen está presente en mayor proporción cuando el tiempo es seco, caluroso, ventoso y sobre todo temprano por la mañana. Por ello es recomendable, en épocas de mayor riesgo, quedarse en casa con las puertas y ventanas bien cerradas, principalmente por las mañanas. Aquellas personas con una gran hipersensibilidad deben evitar una mayor carga de polen, protegiéndose de trabajos al aire libre.
• Protegerse en el vehículo.- También en los viajes en coche deben permanecer las ventanas cerradas. Complementariamente se recomienda colocar un filtro de polen en la instalación de ventilación del vehículo
• Considerar el polen remolcado.- Tras la permanencia al aire libre y cuando se ha arrastrado mucho polen, la polinosis puede aparecer, por ejemplo, en el cabello y en la ropa. Por este motivo se recomienda lavarse regularmente el cabello, limpiar los cristales de las gafas y cambiar de vestimenta. Además, la ropa que se llevado durante el día no debe dejarse por las noches en el salón ni en el dormitorio.
• Protegerse del polvo de la casa: Los “alergenos” presentes todo el año se encuentran normalmente en el polo de la casa (por ejemplo en las excreciones del ácaro del polvo de la casa). Existen algunas medidas para hacer frente a estos “alergenos”.
 Se recomienda realizar las vacaciones en la alta montaña, puesto que los ácaros presentes en el polvo de las casa no son capaces de sobrevivir a una altura superior a los 1200 metros
 El polvo puede evitarse, sobre todo en el dormitorio, usando fundas de colchón impermeables a los ácaros y evitando los objetos que atraen el polvo, como los animales de peluche (pueden ser higienizados, congelándolos dentro de una bolsa de plástico), estanterías abiertas de libros, cortinas y alfombras.
 Es aconsejable limpiar con un trapo húmedo, en lugar de remover el polen, por ejemplo, con ventiladores o aspiradoras.
• Mantenerse alejado de los “alergenos animales”.-- Las sustancias alergizantes de los animales aparecen en la forma de escamas de la piel, plumas y pelos. La eliminación de edredoes de plumas o la renuncia a tener animales de compañía puede llevar a una mejoría.
• Poner freno a los hongos.- Una condición previa para disminuir el crecimiento de los hongos es la reducción de la humedad local a través de una buena circulación de aire. Si no es posible tomar una medida de este tipo, se puede intentar entorpecer su desarrollo a través de sustancias que acaban con ellos, ya sea en forma de spray o pintura en la pared.

Si estas medidas de prevención y protección no son suficientes para poder soportar las molestias, se señala la necesidad de un tratamiento con medicamentos. Asimismo, el tratamiento de las reacciones alérgicas de tipo crónico sin remisión o de carácter agudo intenso, debe ser valorado por un médico, quien determinará en última instancia el proceso más adecuado a seguir y la conveniencia o no de combinar los tratamientos clásicos (estroides, antihistamínicos)
Puede ser beneficiosa la desensibilización con remedios homeopáticos específicos para cada tipo de polen. Es posible examinar la sangre en busca de inmunoglobulinas frente a pólenes, para identificar la causa.

TERAPIAS MANUALES

Va bien la reflexología y el drenaje linfático.

FITOTERAPIA

Antiinflamatorios de la mucosa: Menta, Eufrasia, Rosal. La Eufrasia se puede usar con la lota o simplemente aspirando de un recipiente poniendo la nariz encima
Plantas balsámicas: pino, eucalipto.
Plantas antisépticas: tomillo, orégano, eucalipto.

Otras: Pino marítimo, Tomillo, Eleuterococo, Hisopo, Marrubio, Pensamiento, Pasiflora, Cola de caballo.

Rev. Fitomédica nº 22 pág 62-63: “La fiebre del heno, una forma de catarro alérgico”.

• Para los episodios agudos de rinitis, se recomienda la aplicación local de gotas de Eufrasia y Ginkgo biloba en tintura madre disuelta en suero fisiológico (relación de 2 gotas de cada tintura madre por cada c.c. de suero fisiológico).

Ver infusiones para rinitis alérgica Rev. Fitomédica Nº 6 pag 33.

Para calmar y aliviar los síntomas de alerrgia al polen, fiebre del heno o rinitis alérgica resulta muy eficaz la siguiente combinación de plantas:

- Dos partes de flores de saúco y una de efedra, eufrasia e hidrastis. Toma una taza dos o tres veces al día.
- Cuándo se trata de asma, dermatitis y urticaria, tomar 3 infusiones al día elaboradas con partes iguales de pino marítimo, sol de oro y fumaria.
Para que estos remedios sea eficaces y sus propiedades tónicas y antialérgicas actúen mejor en el organismo, debes tomarlo como medida preventiva, al menos un mes antes de que comience la época de alergias. También se puede añadir ginseng en polvo a las infusiones, planta que además de estimular las defensas del organismo, reduce la frecuencia de los ataques.

HIDROTERAPIA

• Baños de pies a temperatura ascendente para descongestionar todas las mucosas.
• Respirar vahos, inhalaciones con plantas balsámicas y antisépticas: yemas de abeto, tomillo, orégano
• Irrigaciones nasales (con la lota) de sal, manzanilla y eufrasia.
• Lavados de nariz con agua y sal.

GEOTERAPIA

Agua arcillosa + 1 o 2 gotas en total de aceite esencial (eucalipto o espliego). Se pone una cucharadita por un vaso de agua, y se aplican irrigaciones nasales de 2 a 4 veces al día (cuanto más se haga mejor).

SUPLEMENTOS DIETÉTICOS.

• Propoleo masticable para que se vaya disolviendo y sube a la parte superior de la zona nasal.
• Acido láctico
• Ungüento de veneno de abeja en la entrada de las fosas nasales

BIOSALES DE SCHÜSSLER

 Ferrum phosphoricum.- Rinitis al comienzo (aguda)
 Kalium muriaticum.- Rinitis crónicas con secreciones espesas y blancas
 Kalium sulphuricum.- Rinitis solamente con secreciones amarilla
 Natrum muriaticum.- Secreción acuosa y estornudos frecuentes (rinitis aguda)
 Silicea.- Secreción amarilla y pérdida de olfato o mezcla de las dos si tiene reacción.

OLIGOELEMENTOS

Pueden ser estacionales (primavera en general) o peranuales, a veces con infecciones iterativas (en tal caso esa patología se integra en el síndrome hiporeactivo).

 Fase aguda
• Mn 1 amp. semanal durante 1 mes. Síndrome hiperreactivo. Recordar que el manganeso desempeña el papel de activador en numerosas enzimas del ciclo de Krebs.
• P 6 amp. semanales durante 1 mes, por su acción sobre las manifestaciones espasmódicas (en relación con el metabolismo del calcio) el fósforo puede controlar los estornudos).
• S 1 amp. diaria durante 1 mes. El azufre, además de su acción trófica sobre la mucosas nasal, es un buen complementario del manganeso.

Después de ese tiempo pasar a la fase de “prevención” con el fin de evitar las recaídas.

 Fase aguda de una rinitis peranual:
Hemos entrado aquí en una dinámica más crónica que agota paulatinamente las defensas del organismo, lo que corresponde al síndrome hiporeactivo y, al final, al síndrome anérgico. Añadir entonces:
• Mn-Cu 1 amp. diaria durante 2 meses
• Cu-Au-Ag 3-6 dosis/semana durante 2 meses

Luego pasar a fase de “prevención” para evitar las recaídas.

• Mn........... 1 amp. los domingos.
• Mn-Cu ..... 1 amp. los lunes, miércoles y viernes.
• S........... 1 amp. los martes, jueves y sábados.

3 meses como mínimo.

En caso de una persona anérgica, reemplazar el Mn-Cu por el Cu-Au-Ag.
-----------------

En general es indicado el comenzar el tratamiento dos o tres meses antes de las manifestaciones alérgicas cuando son cíclicas.
Tomar todas las mañanas en ayunas, alternando, una dosis de:
Manganeso: los lunes y miércoles.
Cobre-Oro-Plata: los martes y viernes
Manganeso-Cobre: los jueves y domingos.
Tomar todas las noches una dosis de: Litio.

Rinitis alérgica estacional:
Manganeso: tomar una dosis por semana para pasar después a una dosis cada 15 días en los periodos de polinización.
Fósforo, Azufre: tomar una dosis alternando cada dos días.

Otro tratamiento de rinitis alérgica estacional: Manganeso, de 3 a 6 ampollas semanales, Fósforo 3 amp. por semana, y azufre 3 amp. por semana. 1 mes antes de la primavera en días alternos.

Rinitis alérgica en niños: Manganeso 1 ampolla al día, lunes, miércoles y viernes en ayunas y Azufre 1 ampolla al día martes, jueves y sábado al acostarse.

Rinitis vasomotrices:
Manganeso-Cobalto y Manganeso-Cobre: tomar alternando durante dos o tres meses.
Cobalto y Azufre: tomar igual al anterior.
En crisis intensas: Fósforo.

Rinitis infecciosas agudas (periodo agudo):
Cobre: tomar tres dosis al día durante tres a seis días.
Cobre-Oro-Plata: tomar una dosis diaria durante 20, 30 días.

Rinitis recidivantes (preventivo):
Manganeso-Cobre: alternando con el Azufre, comenzar hacia el final del Otoño y seguir el tratamiento durante tres meses.

HOMEOPATIA

Ver apartado de Homeopatía en el artículo “La fiebre del heno, una forma de catarro alérgico” Rev. Fitomédica nº 22 pág 61-62.

Gencido es un preparado homeopático suizo elaborado con pólenes, utilizado en ungüento o en inyecciones, que puede aplicarse en las fosas nasales o, en casos más graves, en inyecciones. Debe ser prescrito por un médico que conozca el preparado.

Los remedios homeopáticos Allium cepa, Pollen y Arundo pueden tomarse a la porencia 6, 4 veces al día, como las diversas combinaciones homeopáticas para la rinitis alérgica.

VITAMINAS Y MINERALES

Las vitaminas C y A y el cinc desensibilizan las membranas y alivian la rinitis alérgica. Estos suplementos deben tomarse en las cantidades recomendadas (indicadas por Kg de peso) de forma fraccionada junto con las comidas; vitamina A, 70 UI; vitamina C, 70 mg y cinc, 350 mg, antes de irse a dormir.

DIETÉTICA

En los niños controlar un posible exceso de hidratos de carbono de absorción rápida en su dieta. Aumentar el consumo de frutas o complementar en vitamina C. Buscar una posible hipersensibilidad (o alergia) a la lactosa; ante tal eventualidad habría que reemplazar la leche de vaca por batido de soja o de almendra y suprimir los lácteos (a base de leche de vaca) que no sean fermentados es decir, en donde la lactosas no está, todavía, transformada en ácido láctico.

Evitar el alcohol, la cafeína, los azúcares refinados y los derivados de leche de vaca, que aumentan la producción de moco y empeoran la congestión.

 Dieta líquida
 Dieta vegetariana.
 Rábanos picantes
 Apio y zanahoria
 Zanahoria y espinacas.

OTROS TRATAMIENTOS

Técnica del lavado nasal: La más sencilla es la técnica de yoga denominada Jala Lota, en la que se emplea una solución salina y una pequeña pera de irrigación. Con la cabeza hacia abajo, se vierte la solución en ambas fosas nasales; la solución elimina el polen y la sal favorece la descongestión nasal. Esta solución puede adquirirse en muchas tiendas de productos naturales, pero lo mejor es que un especialista en yoga enseñe el procedimiento.

PRODUCTOS COMERCIALES

Soria Natural:
• Natusor 14: SINULAN. Tomar tres infusiones al día, añadiendo en cada toma 15-20 gotas de COMPOSOR 23: HYSSOPUS COMPLEX.
• Se completará el tratamiento con la aplicación a nivel local de COMPOSOR 16: SINUSOL varias veces al día.
• Tomar LACTICOL (Jugo de chucrut).

Otros:
• “Sinusan” de Bellsolá. Roll-on con aceites esenciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada