martes, 19 de mayo de 2009

ASTENIA

ASTENIA
Definición.

La astenia es un estado fisiológico que aparece con toda normalidad al esfuerzo y desaparece rá-pidamente con el reposo. Cuando ese cansancio aparece sin razones evidentes o no desaparece con el re-poso o perdura más de lo habitual (para una persone en particular; pues la resistencia al esfuerzo es algo muy personal), entonces hablaremos de astenia patológica, anormal, funcional. Así, pues, la astenia es la falta o pérdida de fuerza y energía, la debilidad física sin razones evidentes.
El término astenia o decaimiento psicofísico se utiliza con frecuencia para describir una pérdida de vigor o una disminución de la “energía” tanto física como psíquica. Incluso la historia clínica más cui-dadosa puede ser capaz de distinguir entre la debilidad verdadera y la sensación subjetiva de apatía que puede experimentar una persona. El individuo con decaimiento psicofísico no suele perder la capacidad para realizar las tareas normales, pero sí que se siente más fatigado después de realizar las mismas y no tiene energía para hacer nada más.
Podemos definirlo como un trastorno caracterizado por cansancio debilitante y diversas quejas físicas, constitucionales y neuropsicológicas. Entre los síntomas que se suelen asociar al decaimiento psi-cofísico, y que suelen aparecer en la mayoría de los individuos, podríamos citar: fatiga, tanto física como psíquica, dificultad para concentrarse, cefaleas, dolores de garganta y dolores musculares y de las articu-laciones. Los problemas de insomnio, alteraciones del apetito, espasmos abdominales, fiebre moderada y trastornos neuropsicológicos como alteraciones de la memoria, irritabilidad excesiva, alteraciones de la libido con disminución de la apetencia sexual, e incluso depresiones en casos extremos, también suelen ser de aparición frecuente.

Causas:

• La causa de la astenia matutina está en la dificultad que experimentan órganos como el hígado, en efectuar su función antitóxico en el estado de sueño, es decir, bajo el imperio del sistema vago. Por el contrario, la aceleración de los intercambios bajo la influencia del sistema simpático favorece las funciones antitóxicas y eliminadoras y esta fatiga, de origen autotóxico desaparece

NOTA: Otra enfermedad parecida es la denominada Síndrome de Fatiga crónica (SFC) o síndrome de dis-función inmunitaria crónica, que se caracteriza por un cansancio debilitador, dificultades en la memoria y la concentración, estreñimiento, diarrea, flatulencias y dolor gástrico; dolores menstruales, hipersensibili-dad a los alimentos, alteraciones de carácter depresivas y dolores musculares y de las articulaciones que duran como mínimo más de seis meses. Sobre esta patología ver “Levanta el ánimo. Vence la fatiga de forma natural” Rev. Vital nº 13, pag 50- 53.

TRATAMIENTO HIGIENICO

 Realizar curas depurativas para desintoxicar el organismo
 Realizar ejercicio físico diario (pasear rápido, bicicleta, natación etc...) adaptado a cada persona.
 Ejercicios de respiración profunda y relajación.

FITOTERAPIA

 Eleuterococo siberiano. Tiene efecto estimulante, aumenta la memoria y el apetito, da vigor y prepara al organismo para resistir mejor el esfuerzo.
 Guaraná.- Su fruto rico en calcio, fósforo, potasio y magnesio, tiene propiedades antidepresivas y estimulantes físicas e intelectuales, por lo que resulta muy adecua-do en cualquier tipo de astenia.
 Jenjibre.- Al igual que el ginseng, sus propiedades se hayan en la raíz. Esta planta de olor agradable y sabor picante tiene poder estimulante, mejorando el bienestar y la vitalidad de la persona.
 Ginseng.- Incrementa la vitalidad, la actividad mental y fortalece el estado físico del individuo. Asimismo resulta eficaz para cuadros de depresión cuando su origen es el agotamiento y la debilidad.
 Maca.- Su alto contenido en hierro, fósforo, calcio, vitamina E e hidratos de carbo-no hacen que actúe como un potente vigorizante y reconstituyente, siendo ideal para cuadros de agotamiento físico y psíquico.

SUPLEMENTOS DIETETICOS

 Vinagre de manzana.- El vinagre de manzana, además de tener propiedades depu-rativas y laxantes, es un remedio eficaz para combatir el cansancio crónico. Uno de los posibles motivos de este estado que se manifiesta al despertar en forma de ago-tamiento, puede ser la falta de potasio.
 Jalea real.- Actúa como estimulante, euforizante y tonificante. Por ello resulta muy eficaz en los estados de astenia y de fatiga mental y física. También es un buen equi-librador neuropsíquico, por lo que resulta muy efectivo en cuadros de angustia y de-presiones leves.
 Polen.- Su rica composición en vitaminas, aminoácidos esenciales y sales minerales hacen del polen un complemento dietético muy beneficioso, con propiedades equili-brantes, vigorizantes y energéticas. Gracias a estas particularidades, resulta muy adecuado para combatir la fatiga, el decaimiento general y la debilidad física e inte-lectual.
 Levadura de cerveza.- Esta es una de las fuentes más importantes de vitaminas del grupo B, vitaminas esenciales en los procesos de obtención de energía. También in-cluye oligoelementos de gran ayuda en estados de fatiga y astenia como el cobre, el fósforo, el manganeso o el hierro, entre otros.
 L-carnitina.- Es un aminoácido muy energizante, ya que ayuda a la transformación de las grasas que se ingieren en energía. Además estimula la capacidad intelectual, ya que facilita el desarrollo de los neurotransmisores.


OLIGOELEMENTOS

Este estado se caracteriza por la Diatesis Anérgica, y se manifiesta mediante abulia mental, falta de voluntad general, y en especial en la toma de decisiones; también a través de la incertidumbre, la inseguridad, la falta de interés, la sensación de inutilidad y la ausencia de gusto por la vida. Se llega alguna vez incluso a desear o intentar el sui-cidio. En estos casos es absolutamente indispensable actuar lo más pronto posible con los oligoelementos diatésicos, es decir, con el Cobre-Oro-Plata. Cuando aparezcan el ansia y la depresión, lo que sucede con bastante frecuencia, conviene actuar también con el Manganeso-Cobalto y el Litio.

Tratamiento aconsejado

En estos casos resulta bastante difícil prever un esquema estándar, y el trata-miento debe ser rigurosamente personalizado, dado que intervienen varios factores, co-mo la edad, el sexo, la anamnesis familiar y personal, el ambiente en que vive, su cultu-ra, etc. En todos los casos se empezará por un tratamiento intensivo (por ejemplo, 1 do-sis de Cu-Au-Ag al día durante 2-3 semanas), que se disminuirá después según la evo-lución clínica. Esta asociación, Cu-Au-Ag, está especialmente indicada en casos de pér-dida de vitalidad, defensas bajas, estados melancólicos y depresivos.

Hay tres tipos de astenia: patológica, anormal, funcional. Estas astenias pueden pertenecer al síndrome hiporeactivo, al síndrome distónico y al síndrome anérgico al fi-nal. Existen astenias paradójicas, son las que aparecen por la mañana al levantarse y desaparecen progresivamente con el ajetreo o la ocupación del día; se ven con más fre-cuencia en el niño o en el adolescente y pertenecen al síndrome hiperreactivo. Hasta aquí se ha hablado de las astenias como síntoma aislado, las cuales pueden ser físicas, psíquicas o mixtas.

Podemos también encontrar astenias o cansancios que son un síntoma más de-ntro de un síndrome o bien son concomitantes de una afección orgánica como: anemia, hepatitis, otras infecciones (víricas o bacterianas), algunas enfermedades degenerativas, cáncer, ciertas enfermedades endocrinas, depresión, etc.

Es decir que tendremos que hacer un diagnóstico etiológico y nosológico preciso para poder elegir la estrategia terapéutica más conveniente para nuestro paciente en ese momento.

 Astenia del síndrome hiperreactivo

Es una astenia matutina paradójica. La persona encuentra dificultades para le-vantarse y ponerse “en marcha por la mañana”. Una parte de su mañana se estropea por esta fatiga que dificulta cualquier trabajo activo o difícil. Sin embargo esta fatiga se es-fuma, mejora o desaparece con el “esfuerzo” y empeora con el reposo. Se acompaña de euforia vespertina. Por la tarde estas personas están llenas de dinamismo y no sienten deseos de acostarse hasta muy tarde. Eso hace que esas personas tardan en conciliar el sueño e incluso, en el caso particular del niño, éste no quiere acostarse, no quiere ir a la cama, lo que puede provocar conflictos con los padres. Tendrán dificultades para levan-tarse por la mañana.

Corresponde al terreno neuroartrítico, se encuentra en los artríticos jóvenes o que conservan una buena vitalidad.

• Mn 3 - 6 amp. semanales, durante 1-2 meses. Cuidado si tiene antecedentes de alergia, en tal caso reducir a 1 amp. por semana.
• S tomado 5 minutos después del Mn.

 Astenia del síndrome hiporeactivo

Estas personas presentan una fatiga excesiva. Se encuentran bastante bien por la mañana o después del reposo, pero son incapaces de realizar un esfuerzo prolongado. Al contrario que en la astenia matutina, a estas personas no les gusta trasnochares. Es una astenia máxima a finales del día, una fatigabilidad progresiva debida a la poca resisten-cia física de esas personas. Tienen una necesidad importante de sueño y de reposo. Esta fatiga es también intelectual y se manifiesta en los niños con la dificultad que experi-mentan para fijar su atención durante mucho tiempo.

Esta astenia es síntoma de la diatesis artroinfecciosa.
Además los “hiporeactivos” son propensos a las enfermedades infecciosas y sobre todo del aparato respiratorio (de las vías altas en particular).

• Mn-Cu 1-2 amp. diarias durante 1-2 meses. Después reducir la poso-logía a la mitad y tomar durante 2 meses más. (o también 2 amp. por sema-na según H. Picard)
• S se añadiría al Mn-Cu en los pacientes que manifiestan autointoxi-cación concomitante
• P se añadiría al Mn-Cu en las personas en las que domina la fatiga intelectual

 Astenia del síndrome distónico

Es una astenia cíclica y progresiva a lo largo del día, en una persona con memoria debilitada, ansiedad y emotividad. Se acompaña de trastornos distónicos y neurovegeta-tivos así como de trastornos del sueño.

• Mn-Co 1-2 amp. diarias durante 1-2 meses. Paso ese tiempo reducir la posología a la mitad y tomar durante 2 meses más.

 Astenia del síndrome anérgico

Se trata de una atonía global, periódica o no, física y psíquica; es una ausencia casi total de energía. Indiferencia, abulia, desaliento, depresión pueden acompañar esa aste-nia. Puede ser la astenia de una enfermedad vírica (siempre energizante) o de una en-fermedad grave tipo SIDA. Puede haber insomnio con pesadillas.

• Cu-Au-Ag 1-2 dosis diarias durante 2-3 meses. Al cabo de ese tiempo re-ducir la posología a la mitad y tomar durante 2 a 3 meses más.

 Astenias de los síndromes de desadaptación. Serán de dos tipos aquí según el sín-drome endocrino concomitante.

Astenia periódica o cíclica (hacia las 11 h. o las 17 h.) que se acompaña de un es-tado de estrés más o menos importante. Se debe a un disfuncionamiento hipotálamo - suprarrenal y se acompaña de trastornos hipofisogenitales como la impotencia funcional (astenia sexual), una sensación de vacío físico e intelectual (esa persona tiene la sensa-ción de “mente en blanco” en esos momentos).

• Zn-Cu 1 amp. diaria durante 1-2 meses, después reducir la posología a la mitad (días alternos) y tomar durante dos meses más.

Astenia periódica o cíclica con necesidad de azúcar, períodos de “hambre canina” o sensaciones de desfallecimiento que se deben a un disfuncionamiento hipofisopan-creático. El estrés parece jugar un papel desencadenante aquí también. Astenia antes de comer, somnolencia después de comer.

• Zn-Ni-Co 1 amp. diaria durante 1-2 meses, después reducir la posología a la mitad (días alternos) y tomar durante dos meses más.

 Complementarios
• Li 1-2 amp. diarias durante el tiempo necesario. Como regulador del sueño y del humos; para controlar la ansiedad y los trastornos del comporta-miento como la agresividad o la irritabilidad que pueden acompañar la astenia.
• Al 1 amp. al acostarse durante el tiempo necesario, como regulador del sueño en el hiperreactivo.
• S 1 amp. diaria durante 1-2 meses, como regulador de la esfera hepatobi-liar (insuficiencias digestivas).
• P 1 amp. diaria durante 2-3 meses, como regulador del metabolismo fos-focálcico. En las astenias del espasmofílico o que aparecen durante las fases de crecimiento en el niño y el adolescente.
• Mg 1 amp. diaria durante 2-3 meses para reforzar la acción del fósforo en la astenia del espasmofílico (trastornos del metabolismo del calcio).
• Co 1-2 amp. diarias durante el tiempo necesario por su acción reguladora del sistema nervioso simpático; en la astenia del arterítico, la cual puede acom-pañarse de vértigos y acufenos.

Astenias secundarias (causa fisiológica)
 Cu-Au-Ag 1 dosis al día durante 1 a 2 meses
 Mn-Co 1 amp. al día si hay ansiedad vesperal.
 Li 1 amp. al día al acostarse, especialmente en periodo menopáusico o andropáusico.

Astenia funcional
 Cu-Au-Ag ..... una dosis diaria durante dos o tres meses.
 Mn-Co...... tomar una dosis cada dos días, alternar con el Zn-Ni-Co o Zn-Cu.
Astenia matinal: Manganeso-Cobalto y Azufre.
Astenia hacia las 17 h: Zinc-Niquel-Cobalto
Astenia hacia las 11 h: Aluminio
Astenia física : Zinc-Cobre
Astenia y angustia: Manganeso
Astenia vespertina: Manganeso-Cobre
Astenia en la menopausia: Manganeso-Cobalto
Astenia intelectual: Catalizadores Fosforo, Zinc-Cobre, Aluminio
Astenia crónica: Catalizadores Magnesio, Azufre, Manganeso-Cobre

Astenias constitucionales:
 Matinal y euforia vesperal...........Mn , 1 amp. al dia lunes, miércoles y viernes en ayunas durante 2 meses.
 Por la noche sin ansiedad............. Mn-Cu 1 amp. al día durante 2-3 meses
P 1 amp. al acostarse
 Por la noche con ansiedad............ Mn-Co 1 amp. al día durante 3 meses
Li 1 amp. al día al acostarse
 Toda la jornada, niños y ancianos...Cu-Au-Ag 1 dosis al día en ayunas durante 3 meses.

HOMEOPATIA

 Selenium 5CH.- Este remedio homeopático está indicado en casos de agotamiento y cansancio tanto físico como mental.
 Acidum phosphoricum.- Resulta muy efectivo en estados de apatía, de indiferen-cia, cuando hay una falta de interés por las cosas, para superar los problemas de memoria y cuando se da dificultad para concentrarse y centrar la atención.
 Zincum metallicum 15CH. Este remedio actúa con gran eficacia sobre los estados de depresión, fatiga y agotamiento nervioso.

VITAMINAS Y MINERALES

Vitaminas

• Vitamina C.- Es conocida como la vitamina del buen humor. Entre sus propiedades se haya la de ser reconstituyente, por lo que está indicada en casos de cansancio, de agotamiento, tristeza y apatía. Son muy ricas en esta vitamina frutas como los cítri-cos, el kiwi, las fresas, las grosellas y las frambuesas. Entre las verduras en cuyo contenido se halla la vitamina C encontramos las coles, los berros, el perejil y el brócoli. También es buena para las personas propensas a las infecciones de repeti-ción.
• Vitamina A.- Aumenta las defensas y proporciona vigor y energía. La podemos en-contrar en las hortalizas de hoja verde, en las zanahorias, la leche entera, en los hue-vos y también en el aceite de hígado de bacalao.
• Vitamina B1 .- También llamada la vitamina de la alegría, es muy importante en los procesos de obtención de energía, y además protege los músculos y ayuda al buen desarrollo cerebral. Los cereales integrales, sobre todo avena, el germen de trigo y el arroz, levadura de cerveza y la soja son ricos en esta vitamina.
• Vitamina B2.- Es fundamental para el proceso de obtención de energía, mientras que su carencia produce cansancio, apatía y malestar de carácter generalizado. Pue-de encontrarse principalmente en los productos lácteos, vísceras, germen de trigo y en la levadura de cerveza.
• Vitamina D.- Considerada como la vitamina del sol, su carencia provoca debilidad muscular, falta de energía y envejecimiento prematuro. Se encuentra en el aceite de hígado de bacalao, en la yema de huevo, mantequilla, la leche y en el aceite de gira-sol.

Minerales

• Cobre.- Refuerza las defensas y eleva el tomo vital del organismo. Lo podemos en-contrar en la carne, frutas, verduras de hoja verde, polen, frutos secos y productos del mar.
• Cobalto.- La carne, la leche y los crustáceos son ricos en este oligoelemento, cuya carencia produce anemia, cansancio y agotamiento.
• Manganeso.- Mantiene la vitalidad del organismo y se encuentra en los cereales in-tegrales, legumbres, frutos secos y levadura de cerveza.
• Una complementación en Magnesio a dosis ponderable será imprescindible en las personas con estrés.





DIETETICA

Controlar que la ingesta diaria no sea deficiente en micronutrientes tales como vitaminas, aminoácidos, minerales y hacer las correcciones necesarias privilegiando los alimentos ricos en esos nutrientes o, más simplemente, utilizando los complementos alimenticios del mercado (nutriterapia) dando preferencia a los más “naturales” (sabe-mos que las vitaminas de extracción se asimilan mejor que las de elaboración.

La alimentación adecuada debe ser rica en fibra e hidratos de carbono comple-jos, moderada en proteínas y pobre en grasas. A veces es necesario suplementar con compuestos vitamínico-minerales. Tomar abundante agua


PRODUCTOS COMERCIALES

Soria:
- Capsulas 3-C Vitor. (ginseng, eleuterococo, damiana)
- Fost Print Plus (Jalea real con ginseng)

2 comentarios:

  1. Hola, son Maria Rosa, tengo 64 años y siento un gran cansancio, mucho sueño por la mañana, se me cierran los ojos y cada vez me cuesta mas esfuerzo vencer esta depresion, esto dura hasta la media tarde, a partir de alli, cambia mi estado fisico y mental, el cansancio se va y mis pensamientos son positivos nuevamente, esto me pasa hace mas o menos un año y va en aumento, antes era una persona con gran fuerza por la mañana. Le agradeceria me pueda orientar con una terapia natural, desde ya, muchisimas gracias

    ResponderEliminar
  2. Mi expresión de agradecimiento por su información que ha sido
    muy valiosa en mi caso. Excelente blog, muchas gracias. Darío Mazuera

    ResponderEliminar