lunes, 25 de mayo de 2009

HERPES

HERPES


Son afecciones dermatológicas mantenidas por una implantación vírica. Se ca-racterizan por vejigas más o menos agrupadas, que pueden reunirse. Al secarse, des-prenden costras amarillentas.

Según el virus infectado, cabe hablar de: herpes simplex y herpes zoster.

a) HERPES SIMPLEX.- En los labios, en la cavidad oral, en las con-juntivas y en los genitales (herpes genital).

Definición

Es un virus presente en el organismo, a causa de la infecciones prolongadas, pero que se manifiesta de forma virulenta sólo en especiales circunstancias (estrés, estados febriles etc.).
El herpes genital es una enfermedad infecciosa de los órganos sexuales causada por una variedad del mismo virus que produce los fuegos o herpes labial, en ambos casos se trata de infecciones de herpes simple, sólo que en dos partes no relacionadas del cuerpo. Una especie distinta de virus herpético es la causa de la varicela y del herpes zóster. El herpes se introduce en los tejidos en los primeros años de vida y permanece aletargado hasta mucho después, cuando aparecen pequeñas vesículas llenas de un líquido claro en la piel o en las membranas mucosas, rodeadas por una base inflamada. Pueden aparecer en el contexto de una exposición excesiva al sol, en las infecciones respiratorias o de otro tipo, o por un estrés emocional.
El herpes genital se contrae por contacto directo de los órganos sexuales con ampolla o líquidos que contienen el virus. Las ampollas pueden ser visibles sobre la piel de la persona infectada o estar de-ntro de la vagina o el ano. Además, como ninguno de los virus del herpes simple es exclusivo de una par-te del cuerpo, el contacto de la zona genital con ampollas labiales es también una vía de contacto, y vice-versa.
La dolorosa erupción de ampollas características de herpes genital brota tres un periodo de incu-bación de 2 a 12 días después del contagio; al cabo de unas tres semanas más, las ampollas por reventarse y formar costras. En ocasiones, la erupción se acompaña de malestar general.
Después del primer ataque, el virus permanece latente en la raíz de un nervio durante algún tiempo; luego, ciertos factores como el estrés y otros trastornos pueden reactivarlo y provocar una nueva erupción en el mismo lugar.
El Herpex simple tiende a curarse espontáneamente, excepto el herpes genital, que es uno de los más recidivantes y enojosos.
Los tratamientos no suelen ser efectivos de forma instantánea y la recuperación se demuestra en brotes menos frecuentes y más cortos. En ocasiones no se consigue destruir los virus y lo máximo que se puede esperar es que se produzcan uno o dos brotes leves al año. De ahí que se considere que los herpes, como los diamantes, son para siempre. Este caso sólo es cierto en un porcentaje muy pequeño.

 Ver Enciclopedia de la Salud familiar pág 213-214.

TRATAMIENTO HIGIENICO

 Identificar la causa de la depresión inmunitaria e intentar evitar la situación (alergia a alimentos, estrés o falta de sueño).
 Hay que abstenerse del contacto sexual con personas infectadas mientras las ampo-llas están húmedas. El empleo correcto de condones reduce el riesgo de contagio, pero no lo elimina.
 Las prendas de algodón holgadas son preferibles a las de lana o fibras sintéticas.
 Procurarse suficiente descanso diurno y nocturno y reducir el estrés mediante ejerci-cios de yoga o relajación y respiración.

FITOTERAPIA

La bardana va bien para la piel. Cura el acné, las erupciones de la piel, herpes, gota... planta vulneraria, depurativa y diurética.

HIDROTERAPIA

Si se contrae herpes genital, los baños de asiento tibios con media taza de sal dan alivio durante la fase eruptiva. La aplicación local de agua de hamamelis ayuda a secar las ampollas, pero hay que evitarla si causa demasiado ardor.

Los baños y lavados con agua salada reducen la irritación.

GEOTERAPIA

En geoterapia se aplicaría el mismo tratamiento que para los eczemas.

SUPLEMENTOS DIETETICOS

 Acido láctico
 Aceite de onagra: para herpes imple.

BIOSALES DE SCHÜSSLER

 Magnesia phosphorica.- En neuralgias,
 Natrum muriaticum.- Vesículas en la piel.
 Calcarea sulphurica.- si hay erupciones herpáticas a lo largo de las costillas o entre ellas. Herpes en las extremidades

OLIGOTERAPIA

Se trata de una dermatosis vesiculosa recidivante de origen vírico que entra en el cuadro del síndrome distónico, complicando un síndrome hiporeactivo.

La oligoterapia no propone terapias específicas para los distintos Herpes, pero reconoce en la Diátesis Distónica un terreno favorable para la implantación del virus. Propone, por tanto, el Manganeso-Cobalto y el Azufre como oligoelementos útiles pa-ra combatir las afecciones herpéticas.

En caso de que existan implantaciones microbianas, consecuencias infecciosas sobre el curso de las vejigas (pus, entonces se recurrirá al Cobre-Oro-Plata)

Tratamiento aconsejado

Mn-Co........... 1 dosis, 2-3 veces por semana, por la mañana en ayunas
S..................... 1 dosis, 2 veces a la semana 5 minutos después del Mn-Co.
Continuar el tratamiento durante largos períodos.

En caso de formas infectadas, añadir
Cu-Au-Ag ......1 dosis, 2 veces a la semana, por la mañana en ayunas

Algunos autores aconsejan añadir Cu-Au-Ag en todos los casos de herpes, y es ello es efectivamente lógico y útil

Fase aguda
 Mn-Co 1 amp. diaria durante un mes
 S 1 amp. diaria durante un mes. Se utiliza aquí por su acción desensibi-lizante en las enfermedades víricas de la piel, y como complementario del anterior.
 Cu 3 amp. diarias durante 8-10 días, como tratamiento del proceso in-feccioso agudo y de la reacción inflamatoria concomitante.

Luego y para evitar las recaídas pasar al tratamiento de las formas crónicas.

Formas crónicas

 Mn-Co 3 amp. semanales durante 3-4 meses. Para reequilibrar el terreno distóni-co.
 Mn-Cu 3 amp. semanales durante 3-4 meses. Ese complejo sinérgico de oligoe-lementos catalizadores, que corresponde al síndrome hiporeactivo, permite controlar la propensión a las infecciones de ese terreno.
 S 3 amp. semanales durante 3-4 meses. Como complementario y por su acción trófica

Complementarios
 Cu-Au-Ag 3 dosis semanales durante 3-4 meses. En lugar del complejo manganeso-cobre en las personas con astenia global importante (síndrome anérgi-co).
 Li 1-3 amp. diarias durante unos días. Para aliviar los picores y las sensa-ciones ardientes que suelen acompañar esa patología, en los sujetos nerviosos, irri-tables y ansiosos.
 Zn-Cu 3 amp. semanales durante 3-4 meses. Es útil si los brotes agudos de her-pes tienen relación con el ciclo hormonal en la mujer (aparecen antes de las reglas o con las reglas)

OTRA FORMA DE TRATAMIENTO DE HERPES SIMPLE
Primer tratamiento
 Cu-Au-Ag ...................tomar todos los días una dosis;
 Al y S.......................... los lunes, miércoles y viernes
 Mg............................... los martes, jueves y sábados
 Zn-Ni-Co..................... los domingos a las 16 h, una dosis.

Segundo tratamiento
 Cu.................... tomar todos los días al atardecer, dos dosis al mismo tiempo.
 Magnesio ........ los lunes y jueves, a la mañana en ayunas.
 Manganeso.......los miércoles y sábados, a la mañana en ayunas.

HOMEOPATIA

Los remedios homeopáticos Kalium muriaticum, Rhus toxicodendron, Urtica urenss y el nosode de herpes simple pueden tomarse 3 dosis cada hora, en caso de un brote agudo, bajando luego a una toma cada 2 horas. En los casos crónicos es mejor que un homeópata elija un remedio adecuado a su constitución..

VITAMINAS Y MINERALES

Para prevenir las recurrencias conviene ingerir cantidades adecuadas de vitami-nas A, B y C.

Complementar el tratamiento con oligoelementos con Vitamina C y el magnesio (a dosis ponderable).
Durante un brote agudo hay que añadir a cada comida los siguientes nutrien-tes: lisina 1 g.; vitamina C, 2 gr; bioflavoniodes, 500 mg, zinc 10 mg (pero si se notan náuseas tome sólo 30 mg antes de acostarse), y un extracto de timo según las instruc-ciones del envase. (En caso de brotes recidivantes debe tomarse sólo una dosis de los componentes anteriores con cualquiera de las comidas).

DIETETICA

Las recurrencias de herpes genital se deben a una disminución de la vitalidad que el tratamiento debe corregir. Al parecer, un aminoácido, la lisina, atenúa los ataques y, en combinación con vitaminas B, fortalece el sistema inmunológico; las fuentes natu-rales de lisina son cordero, pollo, pescado, queso. Leche, levadura de cerveza, alubias, germen de soja y casi todas las frutas y verduras. Es necesario aumentar la lisina y redu-cir la arginina (ambos son aminoácidos) en la dieta.

Los alimentos no convenientes durante los brotes son: las nueces, el chocolate, las semillas y las leguminosas, todos los granos integrales, el cerdo, el aceite de girasol y los crustáceos como los cangrejos y los langostinos.

Los alimentos aconsejables durante los brotes agudos son: el pescado (espe-cialmente el mero), el pollo y el pavo, los alimentos que contienen levadura, como el pan blanco fermentado, las patatas, la leche y el cordero.

OTROS TRATAMIENTOS
Aromaterapia.- Se prescribe tomar baños a los que se haya añadido una mezcla de aceites esenciales de eucalipto, tomillo y geranio, y aplicarse una loción preparada con tres gotas de cada uno de esos aceites y una cucharada de vehículo.




b) HERPES ZOSTER.- (llamado también Zona, y en el lenguaje po-pular “fuego de san Antonio”)

Definición
El herpes zóster es una erupción agresiva, dolorosa, de aspecto ampollar que puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, aunque tiende a desplazarse por una zona de piel relacionada con una ter-minación nerviosa determinada y es unilateral. El herpes zóster está causado por un virus del grupo Her-pes denominado varicela zóster. El virus, como todos los virus herpes, asienta en una raíz nerviosa y se desplaza a lo largo del nervio y sus terminaciones produciendo dolor, inflamación y vesículas cutáneas. La sensibilidad es el signo guía, puesto que el herpes es extremadamente doloroso al principio.
La primera manifestación del herpes zóster suele ser un intenso dolor neurálgico en el trayecto de uno o más nervios espinales, casi siempre del pecho o de la espalda (raras veces es un nervio craneal el afectado). El virus se localiza a lo largo del recorrido de un nervio, generalmente en la zona torácica in-tercostal, con la aparición de pequeñas manchas rojas arracimadas que se transforman en vejigas. La ma-nifestación va acompañada de dolor urente, a veces muy fuerte y bastante debilitante.
Si se localiza en la ramificación oftálmica del nervio trigémino, el dolor afecta al párpado, el ojo y la frente, y la enfermedad llega a ser bastante grave, puesto que puede degenerar en queratitis herpética, con lesión de la vista. Cualquier lesión herpética interna o relacionada con órganos delicados como el ojo debería ser controlada por un médico con experiencia: éstas son las excepciones para el uso de fármacos antivíricos ortodoxos.
El virus infecta la raíces de un nervio periférico en cualquier parte del cuerpo. Los efectos se ex-tienden siguiendo el nervio, produciendo un dolor considerable en la zona y la erupción de vesículas con costra. Al cabo de varios días brota una franja de ampollas en la zona dolorosa, y en el curso de dos o tres semanas más éstas se revientan, se secan y forman costras. Las costras caen al cabo de un par de semanas; sin embargo, el dolor puede durar días o muchos meses. A veces después de su curación, puede quedar una neuralgia residual que persiste meses o años. No obstante, el dolor puede persistir hasta varios meses después de curada la erupción, lo que se conoce como neuralgia postherpética.
El virus causante del herpes zóster es el mismo que produce la varicela, de ahí que afecte princi-palmente a los adultos que han padecido esta última enfermedad. Una vez que la varicela desaparece, el virus se aloja en la raíz de un nervio y suele permanecer latente durante años; sin embargo, ciertos facto-res, como el contacto con un enfermo de varicela o un periodo de estrés, pueden reactivarlo y causar un ataque de herpes zóster. Suele coincidir con estados de deficiencia inmunológica.
En cualquiera de sus formas, el herpes zóster requiere atención médica, pero en particular si se localiza en la frente, cerca de los ojos, pues un retraso en el tratamiento podría causar daños irreparables.

 Ver Enciclopedia de la Salud Familiar pág 449.
 Ver. Cuerpomente Nº 114 pg 20: “Tratamiento natural para el herpes zóster”

TRATAMIENTO HIGIENICO

 El diagnóstico del herpes zóster debe establecerlo un médico de cabecera puesto que muchas otras situaciones pueden ser muy similares. Una vez confirmado el diagnós-tico, debería considerarse el tratamiento profesional de medicina alternativa antes de realizar un tratamiento ortodoxo con fármacos antivíricos, ya que éstos provocan la aparición de cepas resistentes.
 Conviene usar prendas holgadas para no rozar las ampollas, y darse dos o tres baños diarios en agua templada para mitigar las molestias.
 Se desaconseja la aplicación de talco en la zona afectada, ya que puede causar irrita-ción.
 Si el herpes zóster se localiza en la frente, el médico examinará los ojos en busca de úlceras herpéticas en la córnea; si las encuentra, prescribirá gotas oftálmicas espe-ciales para prevenir mayores daños.
 La aplicación de hielo envuelto en un material de seda puede ser intensamente cal-mante durante breves momentos.
 Se acepta la administración regular de fármacos comunes analgésicos en las crisis agudas debido al intenso dolor.
 El café aplicado sobre las lesiones activas puede aliviar el dolor y acortar la dura-ción de la erupción-

FITOTERAPIA

Pueden aplicarse regularmente crema de ortigas o caléndula, que ejercen un efecto calmante.

SUPLEMENTOS DIETETICOS

 Extracto de Propóleo.

OLIGOTERAPIA

Es una enfermedad debida a un virus que tiene una cierta afinidad para las fibras nerviosas y ata-ca las células sensitivas de los ganglios raquídeos. Las lesiones cutáneas concomitantes son de tipo erite-matovesiculoso. Lo que destaca aquí es el dolor, a veces intenso, unilateral, radicular, en el territorio del nervio interesado. El dolor sigue el trayecto del nervio. Es un dolor que suele ser rebelde a los antálgicos clásicos. Puede acarrear complicaciones de tipo dolores residuales permanentes, desesperantes en cuanto al tratamiento. Debemos actuar a tiempo para evitar esas complicaciones. Los oligoelementos catalizado-res juegan un papel muy interesante en esa prevención.

Fase aguda
 Cu 3 amp. diarias durante 10-15 días – por su acción a nivel de la inflama-ción y para potenciar el efecto de los antiinflamatorios y de los antálgicos clásicos, si procede.
 Cu-Au-Ag 1 dosis diaria durante 1 mes . Ese complejo sinérgico de oligoelemen-tos catalizadores permite evitar o minimizar la astenia postinfecciosa (frecuente en las enfermedades víricas) así como los dolores residuales.
 Li 1—3 amp. diarias durante el tiempo necesario para controlar los trastor-nos comportamentales (agresividad, irritabilidad, nerviosismo) debidos a una cierta intolerancia al dolor.

Mantenimiento (después de la fase aguda):
 Cu-Au-Ag 3 dosis semanales durante 3 meses.
 Mg 3 amp. semanales durante 3 meses. Permite aliviar los dolores crónicos.
 K 3 amp. semanales durante 3 meses. Refuerza y completa la acción del magnesio oligoelemento catalizador en el tratamiento del dolor crónico.

Complementarios:
 P 1-2 amp. diarias durante 1 mes. Tiene una acción relajante en los pacien-tes espasmofílicos, propensos a los espasmos y a la hiperreflexia tendinosa (lo que puede incrementar los dolores).




HOMEOPATIA

Algunos homeópatas aseguran que el ataque puede abortarse en su fase inicial con un tratamiento oportuno. Para las ampollas que causan comezón se prescribe Rhus toxicodendron con potencia decimal de 6, para el ardor y la picazón, compresas frías de Apis mellifica; para el dolor y la comezón intensos, Mezerum, y Ranunculus si se pierde el apetito.

Los remedios homeopáticos Rhus toxicodendron, Kalium muriaticum, Ranunculus y el no-sode específico Variolinum pueden utilizarse a potencia 30º o menos, cada hora durante 3 dosis y cada 2 horas en la fase aguda; una vez que el cuadro inicial empiece a ceder, se reduce a 4 veces al día.

VTAMINAS Y MINERALES

Como el herpes zóster suele presentarse en personas decaídas, que se debilitan aún más con la enfermedad, el objetivo del tratamiento es restablecer las fuerzas del en-fermo. Para ello se prescriben altas dosis de vitaminas del complejo B, a veces en com-binación con 1 g de lisina al dia. Se dice que la naturopatía es muy eficaz para tratar la depresión consecutiva a una neuralgia postherpética prolongada.

OTROS TRATAMIENTOS

Aromaterapia.- Tan pronto como aparezcan los síntomas hay que aplicar un lilimento preparado con tres gotas de aceite esencial de geranio, tres de salvia y tres de tomillo en 20 ml de vehículo; si el frotamiento causa molestias, es preferible aplicar cuidadosa-mente el preparado con un algodón. También es posible verter los aceites mencionados en medio vaso de agua, mojar una gasa con esta mezcla y aplicarla sobre las ampollas.
Digitopuntura.- El tratamiento está encaminado sobre todo a combatir la neuralgia postherpética, para lo cual se aplica una fuerte presión en diversos puntos de acupuntura (vaso gobernante y meridianos del estómago y los intestinos grueso y delgado). Tam-bién se tratan los puntos de dolor cercanos a la erupción.

PRODUCTOS COMERCIALES

Soria Natural
Uso interno
Tomar tres infusiones al día de Natusor 4 Depulan añadiendo en cada toma 15 gotas de Composor 8 Echina Complex
Se potenciará el tratamiento tomando 6 cápsulas al día repartidas en tres tomas de Caps 23-S Grosellero Negro.
Se tomarán 3 comprimidos al día de Cobre.
Uso externo
Extracto de Propoleo.

1 comentario:

  1. Hace mas de 2 años, noviembre de 2011 que sufri un HERPES ZOSTER intercostal y todavía mantengo el dolor post herpético.
    traté inicialmente con antivirales convencionales, aunque eso si, tardé mas de 4 días en empezar a tratarlo, por desconocimiento de que era..... (soportando un dolor muy importante, desde luego)
    las lesiones demartologicas, aunque algún punto se resistio durante mas de 3 meses, curaron perfectamente, sin embargo el dolor NEUROPATICO (?) se mantiene, incluso después de haber tratado durante casi 1 año con GABAPENTINA 300
    ahora llevo un año aproximadamente que no tomo nada, excepto algún complejo vitamínico a temporadas conteniendo propoleo y echinacea para tratar fortalecer mi sistema inmunológico.
    Hace unos días comentandolo con mi farmacéutico, me indicó que probablemente la homeopatía podría ofrecerme algún tratamiento mas efectivo de apoyo/ayuda
    Recientemente he leído también lo que se comenta aquí de la LISINA, como aminoácido que puede favorecer la recuperación, por lo que, aunque quizás ya demasiado tarde, creo que la probare.
    Le tengo pedido un complejo de VITAMINAS B (de síntesis natural, o lo mas natural posible y quizás ese gramo de LISINA podría ayudar...) ya que precisamente es la parte de piel y cabello la que noto mas resentida y sin duda mi cuerpo después de esta lucha constante tiene que estar "gastando" excesivas defensas. aunque por suerte me siento fuerte y sana y ni siquiera suelo resfriarme...
    entretanto me consiguen ese suplemento de vitamina B, quizás podrían aqui indicarme algún tratamiento mas apropiado teniendo en cuenta que el dolor residual dura ya mas de dos años...?¿
    Tengo 53 años.

    ResponderEliminar