lunes, 25 de mayo de 2009

MAREOS

MAREOS
Definición

La palabra mareo proviene del término mar (“mal de mar, provocado en algunas personas por los movimeintos del barco, tren, avión o coche, y que se manifiesta con malestar general, náuseas, vértigos y tendencia al desmayo”), pues éste debió ser uno de los primeros medios donde el ser humano lo experimentó. Aunque hoy en día esta palabra se usa indistintamente para denominar este tipo de desarreglo cuando se viaja (por tierra, mar o aire), la palabra técnicamente adecuada y que define más ampliamente este malestar es cinetosis. Así este término describe el trastorno producido por una aceleración y desaceleración angular y lineal repetidas, así como el balanceo, y que se caracteriza principalmente por náuseas y vómitos.
Desencadenantes de la cinetosis o mareo: Existen distintos factores, que junto al movimiento, pueden provocar cinetosis o mareos, como por ejemplo determinados estímulos visuales (horizonte en movimiento), una mala ventilación (humo, vapores, monóxido de carbono...) o algunos determinantes de tipo emocional (temor, ansiedad, estrés). Todos estos factores provocan una estimulación excesiva del aparato vestibular, que es la parte del oído interno relacionada con el equilibrio.
Para entender por qué nos mareamos debemos saber que el órgano del equilibrio sirve para percibir la relación entre el centro de gravedad de la Tierra y el propio cuerpo. De este modo, el mareo se produce cuando este equilibrio se altera. El mareo se produce debido a la estimulación excesiva de la parte del oído relacionada con el equilibrio.
La causa de la cinetosis es la falta de correspondencia entre lo que se ve y las señales que envía al cerebro el laberinto del oído, delicada estructura encargada de asegurar el equilibrio. Mientras que los ojos se adaptan rápidamente al movimiento, el laberinto es incapaz de hacerlo porque contiene un líquido que se mantiene en constante agitación mientras dura el viaje. Los síntomas suelen disminuir cuando es posible mirar a un punto fijo, como tierra firme o el horizonte.
El mareo por movimiento generalmente cesa en cuanto termina el viaje, pero si éste ha sido largo, puede persistir hasta 72 horas. Los niños y quienes viajan por primera vez son más vulnerables, pero casi siempre adquieren inmunidad a medida que se acostumbran a viajar.
El mareo puede estar relacionado con una presión arterial alta o baja (a consecuencia de causas diversas) y también se da en el contexto de una conmoción emocional.

Algunos síntomas.-

Los signos más característicos del mareo son las náuseas y los vómitos cíclicos, que pueden ir precedidos de bostezos, hiperventilación, salivación, palidez, sudoración profusa fría y somnolencia. También es posible que haya aerofagia, vértigos, cefalea, molestia general y fatiga.
Al desarrollarse las náuseas y los vómitos el individuo se debilita y no puede concentrarse. Si bien la exposición prolongada al movimiento permite a la persona adaptarse y recuperar de nuevo el bienestar, es posible que los síntomas se reinicien cuando el movimiento sea más intenso o se repita después de una breve interrupción. En los casos de cinetosis prolongada con vómito, ésta puede causar una bajada de la presión arterial, deshidratación, inanición e incluso depresión.

• En caso de mareos al levantarse consultar Rev. Cuerpomente Nº 101 pág 18: “Mareos al levantarse” (consultorio)
• Los mareos de embarazada, se deben habitualmente a bajos niveles de azúcar en la sangre, déficit nutricionales o, simplemente, agotamiento.

PSICOSOMATICA

El ser humano no ha sido diseñado para viajar a mayor velocidad de la que permiten sus piernas, por lo que el uso de animales y máquinas para el transporte a mayor velocidad no encaja en el sistema nervioso del hombre. El movimiento de objetos pasando a gran velocidad, combinado con el movimiento irregular en el conducto vestibular o en el centro del equilibrio del oído medio, provoca un tipo de impulsos neurológicos extraños e inesperados en el cerebro. La respuesta es el intento de detenerse, y una buena manera de conseguirlo es sentirse enfermo. A medida que uno crece, se acostumbra a los viajes, el cerebro acepta que no se trata de una situación peligrosa y, por lo tanto, la necesidad de las náuseas disminuye.

TRATAMIENTO HIGIENICO

El mejor tratamiento para la cinetosis es la prevención. Por este motivo se proponen algunos consejos a tener en cuenta a la hora de viajar:

• Las personas con predisposición a marearse deben exponerse lo menos posible al movimiento, colocándose en sitios donde éste sea mínimo. Por ejemplo, si se viaja en autocar o en coche, los sitios delanteros son los más aconsejables; si el viaje es en barco, el mejor lugar será la parte central del mismo, evitando fijar la vista en las olas u otros objetos en movimiento (resulta muy útil subir a cubierta a respirar aire fresco); en el avión, los lugares más óptimos son los que están situados cerca de las alas.
• Durante el viaje es importante que haya una buena ventilación y se debe evitar la lectura.
• Evitar mencionarla en presencia de una persona propensa: la angustia anticipada por el viaje puede favorecerla.
• Tomar pequeñas cantidades de alimentos poco antes del viaje y durante él y, si es posible, permitir la entrada de aire fresco al vehículo, mantener la vista puesta en un punto fijo y detenerse con frecuencia para apearse unos minutos.
• La posición supina (boca arriba) o semiacostada con la cabeza quieta es la más adecuada.
• Un par de días antes de salir de viaje y durante el mismo es conveniente eliminar las comidas abundantes, las grasas y las bebidas alcohólicas.
• Si se viaja con niños, se evitarán las prisas de última hora. Hay que acomodarlos lo mejor posible. Si el viaje va a ser largo, se debe prevenir la monotonía con una buen reserva de juegos imaginativos, evitando los que tengan que ver con la lectura (si el niño está distraído y contento será más difícil que se maree).
• En coche los niños deben ir bien acomodados y con el cinturón de seguridad puesto para evitar los movimientos bruscos.
• Cuando los niños son pequeños, es mejor viajar de noche, cuando duermen, y evitar especialmente las horas de más calor o exceso de circulación. En las carreteras con muchas curvas, éstas se deben tomar con calma, sin giros bruscos (el querer pasarlas cuanto antes puede provocar el mareo de toda la familia).
• Si se producen mareos, hay que perseverar en los viajes puesto que el cuerpo y el cerebro acabarán por acostumbrarse.
• Evitar los olores fuertes de comida o tabaco durante el trayecto, y procurar respirar aire fresco.
• Si pese a las medidas de prevención se presenta el mareo, hay que cerrar los ojos y, si es posible, recostarse o vomitar.

FITOTERAPIA

La cinetosis afecta a diferentes aparatos del organismo, que a su vez producen una serie de síntomas y signos particulares. Así, para prevenir y mejorar el mareo podemos utilizar:

• Plantas reguladoras del sistema nervioso neurovegetativo: Pasiflora, espino blanco, valeriana y melisa.
• Plantas con acción en el aparato digestivo: María Luisa, manzanilla, anís, melisa e hinojo.
• Plantas con acción en el sistema cardio-circulatorio: meliloto, Vinca y Ginkgo Biloba.
• Otras: Toronjil, Espino albar, Espliego, Menta piperita, Salvia.

Un par de días antes de viajar y durante el mismo, se tomarán en infusión estas plantas, unas tres veces al día y después de las comidas.
La mezcla se puede realizar atendiendo a los síntomas predominantes en cada persona. Por ejemplo, si el mareo se manifiesta habitualmente con sintomatología del aparato digestivo (básicamente en forma de náuseas y vómitos), la cantidad de plantas recomendadas para dicho aparato será mayor. De todas formas, no hay que olvidar que el organismo siempre actúa como un todo ante cualquier tipo de agresión.
Se recomienda masticar durante el viaje unos trozos de jengibre fresco o cristalizado.
Hacer infusión de Melisa y Salvia y mezclarlo con el tratamiento en uso interno.

BIOSALES DE SCHÜSSLER

• Natrum muriaticum: vértigo a menudo con vómitos, dolor de cabeza, náuseas y eruptos.
• Natrum phosphoricum

HOMEOPATIA

• Cocculus Indicus 6: Para la sensación de mareo acompañada de náuseas y vómitos, que se da al levantar la cabeza o moverse. Hay un rechazo al olor de la comida. Puede tomarse cada 15 minutos durante el viaje y cada 2 horas antes de su inicio empezando el día antes.
• Ipecacuanha: La persona tiene náuseas persistentes con vómitos mucosos y abundantes y con una intensa salivación.
• Nux vomica: Hipersensibilidad psíquica y física en individuos sujetos a estrés. Malestar estomacal por exceso de comida, alcohol o tabaco.
• Petroleum: Se dan vértigos matutinos, náuseas y mareos al bajar la cabeza, así como mareos después de comer. Vómitos. Salivación excesiva y los síntomas ceden al comer o acostarse y empeoran con la luz intensa.
• Borax: Temor a los descensos bruscos (cuando se viaja en avión y hay turbulencias).
• Tabacum: La persona siente vértigos (pérdida del equilibrio), debilidad, náuseas persistentes, sudores fríos con impresión de desfallecimiento (sudoración excesiva), sensación de presión alrededor de la cabeza, aversión al humo del tabaco y palidez.
• Rus toxicodendron

Desde el punto de vista antroposófico, los remedios homeopáticos hasta la dilución Dh 10 actúan sobre el metabolismo; de la Dh 10 hasta la Dh 20 sobre el sistema circulatorio y respiratorio; y entre la Dh 2º y la Dh 30 lo hacen sobre el sistema nervioso.
VITAMINAS Y MINERALES

Por el contrario es recomendable tomar alimentos ricos en vitamina B, como la levadura de cerveza o la remolacha, ya que ayudan a fortalecer el sistema nervioso.
Se recomienda tomar 25 mg de vitamina B6 cada dos horas (10 mg en el caso de un niño).

OTROS TRATAMIENTOS

• Digitopuntura.- Un remedio contra cualquier tipo de mareo es oprimir el interior del antebrazo, en línea con el dedo medio, tres dedos por encima de la muñeca, la presión debe ejercerse en dirección al centro de esta última.
• Aromaterapia.- Oler con frecuencia un pañuelo impregnado con dos gotas de aceite esencial de menta y dos de jengibre sobre todo antes de empezar el viaje.
• Flores de Bach: Scleranthus, tres o cuatro gotas ayuda a recuperarse más rápidamente del mareo.

PRODUCTOS COMERCIALES

Soria Natural:
• Fosfoserina Complex
• Composor 14: Ginkgo complex 15 giotas tres veces al día.
• Extracto de Romero 15 gotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario