martes, 26 de mayo de 2009

OSTEOPOROSIS

OSTEOPOROSIS
Definición

Es una enfermedad que afecta a los huesos (es una descalcificación ósea), que se hacen más frágiles y propensos a fracturarse. Se trata de una enfermedad progresiva de deterioro gradual de los hue-sos, que se va produciendo poco a poco, sobre todo en las mujeres a partir de la menopausia, aunque también pueden padecerla mujeres más jóvenes y hombres. Conocida como la “enfermedad silenciosa”, en la mayoría de los casos, no produce síntomas hasta que aparece la primera fractura. Para entonces, la enfermedad puede estar muy avanzada.
La osteoporosis (poros en los huesos) es un trastorno metabólico del hueso, donde existe una disminución generalizada y progresiva de la masa tisular ósea, siendo el resto del hueso morfológicamen-te normal. La osteoporosis causa una debilidad de los huesos y una mayor tendencia a las fracturas. Existe un aumento de la reabsorción ósea, sin incremento compensado de la formación ósea lo que determina la fragilidad del esqueleto a pesar de que la proporción de elementos minerales y orgánicos no esté alterada en el hueso restante.
Se ha identificado con una pérdida de calcio óseo (aunque no es exactamente así), de forma que el hueso se adelgaza y el esqueleto se vuelve frágil; así incluso los pequeños golpes pueden provocar una fractura, lo que especialmente frecuente en las edades más avanzadas de la vida. Se han dado casos en que incluso un ataque de tos puede provocar una rotura, cuando la enfermedad está bastante adelantada. En etapas avanzadas los huesos se vuelven tan quebradizos que las fracturas sobre todo de cadera y muñeca, se producen hasta con el más ligero golpe. Las vértebras cervicales pueden desintegrarse por efecto del peso de la cabeza, haciendo disminuir la estatura y provocando lo que se conoce como “joroba de viuda”.
Constituye una verdadera atrofia ósea, en la cual el hueso conserva forma y tamaño, pero pierde peso y contraste radiográfico, por adelgazamiento de la cortical y con un tejido esponjoso formado por mallas muy anchas ocupadas por tejido hematopoyético y adiposo normales. La radiotransparencia ósea no justifica por sí sola el diagnóstico de osteoporosis.

Factores que predisponen.
El problema de la osteoporosis no se soluciona simplemente tomando suplementos de calcio, ya que hay otros factores a tener en cuenta:
1. Predisposición genética, hay una tendencia genética fuerte si hay antecedentes familiares.
2. Niveles de estrógenos después de la menopausia. La deficiencia de estrógenos es una causa impor-tante de perdida ósea acelerada en la fase perimenopáusica.
3. Disminución de a absorción digestiva del calcio
4. Ejercicio, por tanto evitar el sedentarismo.
5. Medicación (corticosteroides, anticonvulsivantes, antiácidos que contienen aluminio, diuréticos), drogas, tabaco, cafeína, alcohol dificultan la absorción del calcio e incrementan su eliminación, in-fluyen en la reducción de la masa ósea.
6. Enfermedades correlacionadas como el exceso de función de la glándula tiroides.
7. Estrés, porque consumen el calcio sanguíneo.
8. Falta de otros nutrientes (carencia de vitaminas D, C Y K, así como el magnesio). Influye la ingesta insuficiente de calcio, fósforo y vitamina D con la dieta, así como el equilibrio ácido-básico corporal.

Las causas que pueden producirla pueden ser múltiples: menopausia, hipertiroidismo, hiperparo-tidismo, hiperprolactinemia, diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica, inmovilización prolongada, ex-ceso de glucocorticoides, etc.. El alcohol, los corticoides y determinados medicamentos pueden producir alteraciones osteoporóticas. La parálisis u otras situaciones que reduzcan la movilidad como la artritis, enfermedades cardiacas o pulmonares, también disminuirán la densidad del hueso. Algunas alteraciones congénitas, malnutrición y varias enfermedades glandulares (endocrinas) pueden también causar osteoporosis
La OMS estima que un 40% de las mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura relacionada con la osteoporosis en algún momento de su vida. La osteoporosis posmenopáusica aparece entre los 51 y 75 años de edad.
La osteoporosis posmenopáusica no se debe sólo a una disminución en los niveles de estrógenos. De hecho, los estrógenos tienen un papel pequeño en el mantenimiento de la densidad ósea, mientras que otras hormonas como la progesterona y la deshidroepiandrosterina (DHEA) contribuyen de manera deci-siva a la formación del hueso. El ejercicio realizado para mantener el peso es tan beneficioso, si no más, que la restitución de los estrógenos.
La mayoría de las personas considera que la densidad ósea depende de los niveles de calcio, y hasta cierto punto es así. Sin embargo, el calcio está atrapado dentro del hueso por una red o matriz de fibras proteicas. La osteoporosis se debe tanto a la deficiencia de esta matriz con al déficit de calcio. Es intere-sante destacar que una dieta con alto contenido en proteínas animales tiene un efecto adverso, mientras que las dietas vegetarianas, que contienen gran cantidad de proteínas vegetales, perecen ser protectoras.
Al parecer la osteoporosis es más grave en mujeres que han sufrido malnutrición antes de la edad de la menarquia (comienzo de la menstruación) pues la base para la formación de la densidad del hueso se establece a esta temprana edad.
Las alteraciones intestinales, como la enfermedad celiaca o hipersensibilidad al gluten (una proteína del trigo), la enfermedad de Crohn y otras alteraciones inflamatorias y el síndrome del intestino permea-ble, deben considerarse causas posibles de osteoporosis y realizarse los análisis pertinentes para todas ellas.

Consecuencias: La principal consecuencia son las fracturas. Estas fracturas pueden causar dolor, incapacidad para realizar las labores cotidianas más sencillas e incluso la muerte.
Si no se trata adecuadamente, la osteoporosis continúa haciendo mella en el esqueleto. Aunque la fractura se cure, la enfermedad sigue estando ahí, y con el tiempo, aparecerán nuevas fracturas. Existen diferentes tipos de fracturas osteoporóticas.
1. Las fracturas de muñeca se suelen dar en las primeras etapas de desarrollo de la osteoporosis, sien-do una de las señales de alarma que permiten detectar la enfermedad. Producen dolor e incapacidad.
2. Las fracturas de columna provocan la pérdida de estatura y el encorvamiento de la columna.
3. Las facturas de cadera son las más graves y siempre requieren hospitalización.

Síntomas: es la osteopatía más frecuente diagnosticada como cuadros reumáticos o artrósicos, ya que son síntomas insidiosos, establecidos a lo largo de varios años, con dolores óseas o radiculares, sordos, intermitentes, localizados en raquis o pelvis, que se acentúan con los movimientos y por la noche. Son frecuentes las fracturas patológicas ante traumatismos mínimos, con aplastamientos vertebrales, que determinan deformidades por exageración de la cifosis dorsal o la lordosis lumbal, con disminución de la talla. Le siguen en frecuencia las fracturas a nivel del cuello del fémur y en la porción distal de los huesos del antebrazo.
Enciclopedia de la salud familiar págs 502-506.
Rev. Vital nº 9 pág 46-50: “Osteoporosis”

PSICOSOMÁTICA

La persona es como si desapareciese, no quiere estar aquí es una desvalorización. Todo desgaste de las articulaciones es una desvalorización del ser. La rotura es un aviso de que el ser está roto con la mente.

TRATAMIENTO HIGIENICO

La prevención es la mejor forma de curación. Asegure, especialmente en los ni-ños, una buena fuente de calcio y otros minerales esenciales. Soja, pescado, nueces y verduras de hoja verde, como espinacas, col, brécol, son fuentes excelentes. La leche y los productos lácteos como el queso, no son necesariamente una buena fuente, aunque el yogur es excelente.

Debe evitarse la terapia hormonal sustitutiva, a menos que hayan fracasado otros procedimientos.

Después de la menopausia, todas las mujeres deben vigilar el estado de sus hue-sos, puesto que en los cinco años posteriores a la menopausia, la mujer puede llegar a perder el 15 % de su masa ósea.

Como característico hay que dar mucho silicio y también va bien la talasoterapia, junto con los baños de sol. Se recomiendan paseos por terreno llano y tomar el sol para mejorar la activación de la vitamina D y evitar la pérdida de calcio por el hueso.

Desarrollar una actividad física según las posibilidades de cada paciente, tanto en el tratamiento como en la prevención de la osteoporosis, sobre todo en personas ma-yores. Incrementar el ejercicio para cuidar el peso. Paseos de 30-40 minutos diarios es lo mínimo para las personas con osteoporosis, pero 20 minutos en un gimnasio o un deporte de raqueta 3 o 4 veces a la semana es bueno para mantenerse.

Para disminuir el riesgo de fracturas es conveniente mantener el peso adecuado y adoptar el hábito de caminar con frecuencia

Deberían realizarse análisis de sangre y cabello para detectar deficiencias mine-rales en fósforo y fluoruro, toxicidad por estroncio y calcitonina, establecer los niveles basales y monitorizados anualmente, tratándolos si es necesario. Cabe señalar que el es-troncio, que resulta tóxico en exceso, es necesario para lograr unos huesos fuertes, por lo que las deficiencias deben corregirse.

Evitar la administración de esteroides que aumentan la reabsorción ósea, así co-mo drogas sedantes que lleven fenobarbitan, por su acción antivitamina D. Evitar taba-co, café y alcohol. Evitar el sobrepeso y la vida sedentaria. Si existe déficit de vitamina D o de Flúor corregirlo.

FITOTERAPIA

Harpagofito.- Es una planta con una notable acción antiinflamatoria, que se sue-le manifestar tras la toma de 2-3 gramos diarios durante varios días. No tiene acción in-mediata. Se pueden tomar 1 o 2 cápsulas tres veces al día, durante un mínimo de una semana y hasta un mes de tratamiento. Suele realizarse esta cura a modo de tratamiento de fondo en casos de dolor crónico, no siendo tan efectiva en dolores agudos causados por traumatismos
Sauzgatillo (Vitex agnus-castus): se trata de una planta con una acción hormonal compleja, y utilizada por un profesional puede ayudar a regular el ciclo hormonal cambiante, retrasando la aparición de la osteoporosis.
Milenrama: una de las plantas de la mujer por excelencia, tiene una acción es-timulante sobre los ovarios para que produzcan una mayor cantidad de estrógenos. Se toma en tisana.
Angélica aumenta la densidad de la masa ósea
Ortiga: reduce el riesgo de osteoporosis. Tiene alto contenido en clorofila y sus-tancias histamínicas que incrementan la circulación.

Las plantas con acción analgésica tienen un papel destacado en las formulaciones para combatir la artrosis, como las tisanas de corteza de fresno, de sauce, de abedul o de ulmaria.

Un segundo campo de acción son las plantas de acción corticoide o ricas en sus-tancias que estimulan la corteza suprarrenal a producir sustancias analgésicas. Entre ellas tenemos las hojas de grosellero negro, que pueden tomarse en forma de infusión o en cápsulas. Para conseguir una doble acción, suele asociarse a analgésicos como el harpa-gofito.

Las plantas de acción remineralizante pueden ser de utilidad. Cabe destacar :

 Cola de caballo. Es una de las plantas más ricas en minerales que se conocen, y tiene un contenido especialmente alto de silicio, que sirve para nutrir las cápsulas arti-culares, los ligamentos y tendones. Se recomienda tomarla a razón de una cucharadi-ta de polvo de la planta cada mañana (en cápsula o en comprimidos), durante una o dos semanas al mes. Es ineficaz tomar sus tisanas, que son simplemente diuréticas, y que no nos aportan estos minerales, ya que están en la parte que desechamos.
La cola de caballo es útil en procesos degenerativos de los tejidos (piel, tejido con-juntivo, huesos), rica en minerales. Ayuda a cicatrizar y soldar el hueso. Prevención en embarazo.
 Avena. La infusión de paja de avena, así como el consumo dietético de este cereal, parecen tener alguna acción remineralizadora sobre los huesos.
 Alfalfa. En forma de concentrado de su jugo, en infusión o haciendo germinados a partir de sus semillas (son una verdura excelente): tiene un alto contenido en vitami-na K que favorece la absorción del calcio.
.
HIDROTERAPIA

Las aplicaciones frías aceleran las reacciones metabóllicas como la osteoporosis (mala asimilación del calcio).

GEOTERAPIA

Igual tratamiento con arcilla que el raquitismo (ver apuntes de geoterapia pás 22)

SUPLEMENTOS DIETÉTICOS

Dolomita: en casos de necesidad de calcio y magnesio como la osteoporosis. 1 gr diario de calcio y medio gramo diario de magnesio.
Polvo de roca: durante la 1 semana 1 cucharadita diaria, 2ª y 3ª semana 2 cucha-raditas diarias y 4ª semana de 3 a 4 cucharaditas diarias.
Fermentos lácticos: facilitan la absorción del calcio, proteínas y vitaminas del grupo B.
Cartílago de tiburón: Mujeres menopausicas con problemas de descalcificación (osteoporosis), osteoartritis

Es muy bueno: el VIAGLAND de la casa “Tegor”. Cuando hay un mal metabolismo del calcio no hay que dar calcio, por ello hay un producto llamado Viagland que activa el metabolismo del calcio en el organismo. Esta compuesto por dolomita, aceite de soja, glándulas paróticas de reses.



BIOSALES DE SCHÜSSLER

 Silicea. Su carencia produce falta de metabolismo del calcio, problemas de las célu-las del tejido conjuntivo, mucosas, huesos.
 Calcarea phosphorica: osteoporosis con fosfaturia.
 Calcarea fluorica: revestimiento de los huesos.

OLIGOELEMENTOS

Esa osteopenia es relativamente fisiológica entre los 40-70 años por el mismo enve-jecimiento del tejido óseo que asimila menos calcio y lo pierde con más facilidad. La oligoterapia catalítica nos permitirá aquí una acción preventiva, conjuntamente a conse-jos dietéticos y de higiene de vida. Esa patología encuadra en el síndrome distónico.

Por ello será aconsejable cuidar este terreno neuroartrítico con el Manganeso-Cobalto (cambiando, como es lógico, la asociación catalítica si se encuentran signos preponderantes de otras Diátesis).

Tratamiento básico

Mn-Co................... 3 amp. semanales durante 6 meses Para la diatesis del terreno hay que ver el oligoelemento base: Mn-Co, Mn-Cu, o Cu-Au-Ag si hay un envejecimiento prematuro. O también una dosis, dos veces a la semana en ayunas.
F ............................ 3 amp. semanales durante 6 meses. Por su acción catalítica en el metabolismo del calcio por la descalcificación ósea. O una dosis, dos veces a la semana en ayunas. El flúor se tomaría 1 ampolla al día, que se añade al tratamiento anterior.
P ............................. 2 amp. semanales durante 6 meses. Complementa la acción catalí-tica del flúor. En efecto, la relación entre ambos oligoelementos catalizadores es pri-mordial a nivel del metabolismo de las glándulas paratiroides.

Esta terapia se prolonga durante largo tiempo, a veces durante años, puesto que se trata de bloquear la evolución degenerativa.

Complementarios

Mg ............. 3 amp. semanales durante 6 meses
K ................ 3 amp. semanales durante 6 meses. La complementariedad de esos dos iones en su forma catalítica permite, a la larga, controlar los dolores crónicos de artrosis, artritis, osteoporosis; dolores que son muchas veces inaccesibles a los antiinflamatorios y antálgicos clásicos.
S.................... Como desintoxicante hepático. Interviene en la formación de huesos, dientes y tendones.

HOMEOPATIA

Desde el punto de vista de la homeopatía deberemos individualizar cada caso pe-ro, de un modo general, existen fórmulas compuestas de productos homeopático especí-ficamente recomendados, ya que están formados por Calcarea carbonica, calcarea fluorica y Calcarea fosforica, necesarias para el metabolismo óseo. Particularmente se recomienda Calcarea fosfórica 6 DH (6x) de 3-5 gránulos, 2 veces al día, ya que el fósforo junto con el magnesio son imprescindibles para la absorción del calcio.

VITAMINAS Y MINERALES

Es recomendable tomar suplementos de magnesio, a razón de una tableta o com-primido al día, durante una semana al mes, y como mínimo un año. A estas dosis no presenta ningún efecto secundario y ayuda a remineralizar los huesos.

Es importante detectar si hay déficit de calcio, magnesio, cinc, cobre, silicio y boro pues son esenciales en la formación de huesos robustos. La medicina ortodoxa puede considerar que el incremento de estos minerales en la dieta no produce efecto al-guno, y tendrá toda la razón si se toma una forma sintética de alguno de ellos y se admi-nistra sin los otros. Las formas naturales de suplementación mineral, especialmente en forma combinada (quelada) se absorben rápidamente, no sólo en la circulación, sino también en los huesos.
Las vitaminas B6, C, D y K son esenciales para el crecimiento y estabilidad de los huesos. Sus niveles pueden medirse en la sangre. Su capacidad para ser absorbidas, así como la de todos los minerales y proteínas necesarios, depende de la integridad del in-testino. Bajos niveles de ácidos gástricos, una mala función pancreática y la actividad bacteriana intestinal son factores muy importantes.
• Vitamina D. Tiene como función regular la asimilación y metabolismo del Ca y P. No es recomendable administrarla basta que la persona ande y salga a pasear al sol. Esta asociada en sinergia con las vitaminas A,F, J, C y minerales Ca, P, y en anta-gonia con la contaminación, cortiesteroides, anticonvulsivos, barbitúricos, laxantes y lubricantes. La contiene la leche, queso, huevo (yema), hígado, aceites de hígado de pescado, pescado azul + hojas verdes de las plantas, setas, levadura de cerveza, germen de trigo.
• Calcio (Ca): Para la formación de huesos y dientes. Su déficit ocasiona osteoporo-sis. Asociada en sinergia con vitaminas: A, D, C, minerales: Mg, P, Fe, Si y en anta-gonia con excesos de minerales P, Mg, Na y cafeína, alcohol, tabaco, estrógenos, cortiesteroides, diuréticos, ácido oxálico, ácido fítico, aspirina (acido acetil salicíli-co), laxantes, lubricantes. Se encuentra en la leche, queso (emmental, gruyere), ba-calao, caviar, ostras, mejillones + verdura verde, coles, raíces, cereales, legumbres, frutas oleaginosas, frescas y secas, levadura de cerveza.
Debe asegurarse un consumo adecuado de calcio (alrededor de 1000 – 1500 mg) de calcio, cada día. El calcio está directamente relacionado con la vitamina D, de la que deberían tomarse hasta 200 UI diarias ssi aparece algún signo de adelgazamiento de los huesos.
• Fósforo (P): Formación de huesos y dientes. En sinergia con minerales Ca, Mg, Fe. K; Vitaminas I, J. En antagonía con exceso de minerales Fe, Al, Mg, Ca y alcohol, cortocoesteroides, antiácidos, laxantes y lubricantes, insulina. Se encuentra en leche, queso (eumental, gruyere), huevo, hígado, sesos, aves, sardinas, atún + alcachofas, perejil, apio, cereales, legumbres, frutas oleaginosas, levadura de cerveza, germen de trigo.
• Magnesio (Mg). Formación de huesos. En sinérgia con vitaminas A, D, B6, Minera-les, Ca, P. En antagonia con exceso de minerales Ca, P, alcohol, estrógenos, diuréti-cos, ácido fítico, laxantes y lubricantes. Se encuentra en leche, queso, pollo, pescado, langostinos, ostras + espinacas, lechuga, alcachofas, frutas oleaginos, secas, plátanos, legumbres, legumbres, cereales, germen de trigo.
• Flúor (F): calcificación ósea y esmalte dental y óseo. En sinergia con todos los mi-nerales, especialmente Mg, P, Si, Ca. En antagonia con excesos de minerales Ca, Mg, Al. Se encuentra en vísceras, piel, aves, pescado, mariscos + espárragos, patatas, rábanos, bulbos, tomate, albaricoque, cereales, legumbres, frutas oleaginosas.
• Germanio: antioxidante.
• Azufre, Silicio, Cobre.
• Complejo total: Vitasor 4 de “Soria Natural”.

La suplementación con los siguientes nutrientes puede ser beneficiosa, pero es preferible revisar sus niveles antes de automedicarse. La sobredosis no es posible si se administran las dosis recomendadas, pero la suplementación no es necesaria si los nive-les no son deficitarios. Se deben considerar los siguientes suplementos, tomados en dosis divididas a lo largo del día (indicadas por Kg de peso): calcio, 10 mg; magnesio 10 mg; cobre 30 mg; manganeso 250 mg; silicio 15 mg; boro 30 mg; y cinc, 30 mg. antes de irse a la cama.

Los siguientes suplementos vitamínicos deberían tomarse en dosis divididas con las comidas (indicadas por kg de peso): vitamina B6 650 mg; ácido fólico. 3 mg; vita-mina D 7 UI; y fitomenadiona (vitamina K1) 15 mg.

DIETÉTICA

Es tan importante saber qué debemos comer como lo que debemos restringir o evitar, ya que mientras unos alimentos estimulan la absorción de calcio o son ricos en ese mineral, otros son verdaderos ladrones de calcio, provocando una descalcificación importante cuando se toman en exceso. El azúcar es uno de esto últimos. Y el consumo de una gran cantidad de sal ocasiona que el calcio se elimine con mayor facilidad a través de la orina. La sal, la cafeína y el alcohol roban calcio de los huesos.

Hacer una dieta rica en calcio y magnesio y pobre en azúcares y proteínas. Es importante suplementar la dieta con alimentos ricos en calcio como el sésamo y el go-masio (aderezo a base de sésamo tostado y molido y sal marina), los productos lácteos, las verduras de hoja verde como la col. También queso fresco, requesón, fresa, grosella, cereza, ciruela, perejil, uvas, sésamo, alfalfa, etc., ricos en vitamina C (importante para la síntesis del colágeno) y ricos en Silicio: fresa, limón, manzana, uvas, ajo, cebolla, puerro, etc. También podrían ser de utilidad las curas depurativas, acompañadas de dietas simples ricas en frutas y verduras y decocciones de bardana, muy recomendada en el tratamiento del reumatismo y la artrosis.

Evitar dietas ricas en proteínas de origen animal, ya que un exceso de proteínas aumenta la excreción urinaria del calcio, a causa de que los radicales ácidos disminuyen la reabsorción tubular. Aumentar las proteínas vegetales (semillas, cereales enteros y le-gumbres) más que las animales y, si existe osteoporosis, cambie a una dieta predomi-nantemente vegetariana.

El consumo de refrescos, azúcar y bebidas de cola o con cafeína debería estar muy restringido en toda persona que padezca osteoporosis.

Los productos cárnicos son particularmente ricos en fósforo, el cual incrementa la excreción de calcio, por lo que debe reducirse su consumo. Las bebidas carbónicas contienen una importante cantidad de fosfatos, por lo que también deben evitarse.

• Dieta alcalina con cuidado. Si tiene muchos dolores hay que hacerlo paulatinamente.
Los minerales que se hallan en el plátano, las patatas con piel y los guisantes contri-buyen a mejorar la salud de los huesos por tener un alto contenido en zinc, potasio, fibra y vitamina C.

ZUMOTERAPIA

 Zumo de germinado de alfalfa
 Licuado de germinados de alfalfa + apio
 Eliminar productos cárnicos y azúcares refinados e incrementar algas para drenar.
 Zumos depurativos de zarzaparrilla.

OTROS TRATAMIENTOS

• Yoga.- Se cree que los trastornos de huesos, entre ellos la osteoporosis, pueden combatirse con una respiración más eficiente, para ello son especialmente útiles los ejercicios de respiración diafragmática y las técnicas de relajación.
• Tai chi.- Se dice que la práctica de esta disciplina activa las fuerzas mentales, emo-cionales y físicas, lo que puede ejercer un efecto benéfico general.

PRODUCTOS COMERCIALES

Soria:

NATUSOR 2 ARTILANE.- Tres infusiones al día
MELASOR 2 MAGNESIUM COMPLEX.- Tres cucharadas soperas al día
MINCARTIL 1 cucharada sopera en el desayuno. Se recomienda una toma al día, preferentemente fuera de las comidas, disuelta en agua, zumo de frutas o yogur.
Producto realizado a base de aminoácidos de origen vegetal (proteínas de soja y arroz) y enriquecido con minerales (calcio, magnesio, manganeso, silicio) y vitaminas (C, A, D y varias del grupo B). Ayuda a mantener la estructura del hueso en perfecto estado por proporcionar un buen aporte nutritivo protéico para formar la matriz ósea y además llevar vitaminas y minerales que participan en el proceso de mineralización del hueso.
Vitasor 1: antidegenerativo, tomar 3 comprimidos diarios. Si hay dolor
Cáps 16-C DOLOGEN. (Harpagofito, Sauce, Ulmaria). Especialmente indicada para aquellos procesos que cursan con dolor e inflamación como es el caso de las afecciones reumáticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada